Andalucía apuesta por la función pública del crédito.

0
3
- Publicidad -

Hace unas semanas nos despertábamos con la grata noticia del acuerdo definitivo sobre los Presupuestos 2015 y el Anteproyecto de creación del Ente Público de Crédito de Andalucía (ECA) entre PSOE-A e IULV-CA. Este compromiso no es sino la continuación lógica de la voluntad del Partido Socialista de auxiliar en el crédito a PYMEs y favorecer la creación de empleo de calidad y reconversión del sistema económico (hacia una economía social), alejado del anterior esquema de Cajas de Ahorro.

La mayoría de los expertos coincide en que va a ser muy difícil, por no decir imposible, que las entidades financieras españolas sean capaces de hacer fluir el crédito a corto y medio plazo. Debiendo tener en cuenta que la contracción del crédito ha golpeado con mayor dureza a nuestra Comunidad que al resto del Estado.

Desde el inicio de la Autonomía de Andalucía, el PSOE-A ha mostrado su preocupación por el apoyo al emprendimiento y empoderamiento de nuestra economía, apoyo materializado en más de una docena de Fondos Reembolsables sin personalidad jurídica (al servicio de las Consejerías) y mediante otras instituciones. También contamos con el ICO a nivel estatal, carente de control sobre los créditos, y que es cuestionado ya que su gestión ha ido encaminada a satisfacer los intereses de los bancos y no el interés general de la sociedad.

Es por tanto real la necesidad de crear un instrumento que tenga capacidad de intervenir en el mercado financiero, de dar respuesta a las necesidades de crédito de las pymes y de financiar el cambio de modelo productivo que resulta imprescindible para evitar nuevas burbujas inmobiliarias. En todo caso, los objetivos que se marque la Entidad deben ser proporcionales a los recursos de los que disponga, a su madurez, experiencia y credibilidad en los mercados; algo difícilmente posible en la actualidad si el ECA se hubiera constituido como una entidad de depósito (banco en sentido clásico) de titularidad pública, que supondría problemas de cara al objetivo de déficit que nuestra Comunidad (como el resto de la Estado) debe cumplir. Asimismo, los requerimientos tanto de tamaño crítico como de un necesario periodo de maduración, hacen que en un primer momento no sea un elemento esencial la disponibilidad de una Ficha Bancaria
Ante la imperativa necesidad de dar solución al problema financiero de nuestras empresas, y teniendo en cuenta las limitaciones racionales de los mercados, el Grupo Socialista planteó una alternativa consistente en un modelo de carácter evolutivo que, partiendo de una Instituto de Crédito Público, se encamine en su diseño, modelo de gestión, recursos, sistemas, etc. hacia un Banco Público que complemente a la Banca Privada y que lo haga con los recursos, la experiencia, madurez y el prestigio suficientes como para adquirir el necesario peso en el sistema financiero andaluz. Creemos en el desarrollo de un nuevo modelo de entidad financiera: fiable, moderna, transparente, ética, eficiente, profesionalizada, etc. En definitiva, que sea capaz de contribuir a marcar el camino a las futuras Instituciones Financieras, recogiendo lo más positivo de los modelos anteriores y añadiendo aquellos elementos que la actual crisis nos ha enseñado.

Desde Juventudes Socialistas de Dos Hermanas creemos que la economía debe estar al servicio de la ciudadanía y que la intervención pública en ella sólo puede realizarse mediante la gestión transparente de los fondos. Es por esto que el ECA sólo puede entenderse en el marco de la Ley de Transparencia de Andalucía, que aspira a configurar una verdadera auditoría ciudadana de las cuentas públicas. Es esta la aspiración del PSOE-A: gestión de calidad, compromiso con las pymes, transparencia y vanguardia; ante los retos de esta crisis y de la segunda década del siglo XXI.

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí