De la verdad

0
1
- Publicidad -

(Juan 18, 33-37)Nos quieren partidarios y sólo debemos ser de la verdad.

Hay un razonamiento perverso que es la carcoma que está royendo los cimientos de nuestro pueblo: O eres de unos, o de otros; o progresista o conservador; o de un partido o de otro. No se consiente el pensar, mucho menos el disentir. Cuando son los “nuestros” los que cometen atropellos: “Hay que intentar evitarlo…; será una exageración…”. Cuando son los “de los otros” los que los comenten: “Esto es intolerable; deben todos dimitir inmediatamente”.

La dinámica de corporativismo que han asumido los simpatizantes de los partidos políticos en España es el principal problema de nuestra democracia. Ya no somos partidarios de la verdad; la verdad es lo que le interesa al que consideramos nuestro partido. Mientras no sean los simpatizantes y militantes de una agrupación política los más interesados en acabar con la corrupción y la ineficacia que se da entre los suyos, no habrá esperanza de regeneración social en nuestro pueblo.

- Publicidad -

El evangelio del próximo domingo nos muestra a un politicastro con el único objetivo de salvar sus privilegios, su nombre era Pilatos. Frente a él estaba Jesucristo; y su único aval, sus únicas armas, su único poder era la verdad. En una situación social tan dura, como la que estamos viviendo, se necesita más que nunca que los cristianos sean no de unos o de otros, sino testigos de la verdad que construye justicia y paz para los pobres, trabajo y pan para todos.
Bien pensado, quizás haya otra idea-carcoma: “Que otros lo hagan; yo me lavo las manos…”.

 

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí