- Publicidad -

Los titulares de la Hermandad de Amargura ya presiden nuevamente su capilla, tras nueve meses de exilio en la Parroquia del Divino Salvador, durante los que la junta de gobierno ha acometido una importante actuación de reforma.

Según explica su hermano mayor, Antonio Miguel Bascón Román, “una de las principales novedades de este importante proyecto es que los titulares están en altura, presidiendo un camarín que es el primero visitable de la ciudad de Dos Hermanas”, tanto para organización interna de la corporación, como para abrirlo a la visita de sus fieles.

Para que se pudiera ganar terreno para el nuevo altar, “primero se han derribado las antiguas dependencias de la casa hermandad”, apunta el hermano mayor. De esta forma, se ha construido un prebisterio en altura, sobre tres escalones. El altar, de mármol rojo y negro en los dos primeros cuerpos, se remata con una Cruz de Santiago y se ha adaptado el nuevo Sagrario a un manifestador antiguo de la hermandad, que se ha colocado a las plantas de la Virgen de la Amargura y Ntro. Padre Jesús Descendido de la Cruz.

- Publicidad -

También se han colocado tres vidrieras nuevas, que se suman a las cuatro de la primera fase. Dos en los laterales, con los anagramas de María y JHS, y uno en el camarín, en el frontal, con la representación de la Santísima Trinidad.

Además, la iluminación es nueva, tanto de focos como de puntos LED, en la capilla, el camerín y la sacristía, que también se ha ampliado y que ocupa toda la parte trasera del altar. El solado de la capilla también se ha ejecutado en esta fase, además de la construcción de las pilastras o pilares y los arcos de medio punto de la nave central.

En una primera actuación, la junta de gobierno arregló la puerta de la capilla, se instalaron cuatro vidrieras y se construyó la Capilla de Santa Ángela y el confesionario. Una vez concluida esta segunda fase, aún quedan detalles por rematar, además de seguir enriqueciendo el altar.

Historia de una capilla
La Capilla de Amargura tiene 42 años y se construyó durante el mandato de Pepe Plaza como hermano mayor. En 1990 se compra las dependencias de la casa hermandad y, tras su bendición en 2002, se queda la capilla únicamente como lugar de culto. Fue con la llegada de la junta de gobierno de Antonio Miguel Bascón Román, en 2019, cuando se decidió actuar en este templo.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí