- Publicidad -

A sus 51 años, Francisco Rodríguez García se estrena como nuevo alcalde de Dos Hermanas y lo hace tras cinco mandatos como concejal y 20 años de bagaje político y como servidor público. En este tiempo ha pasado por las áreas de Juventud, Educación, Proyectos, Obras y Servicios Municipales, Hacienda y, en este último mandato, como concejal de Coordinación, además de diputado provincial.

“Voy a dejar hasta la última gota de esfuerzo para defender los intereses de mi ciudad”

Con algunos días ya de distancia, ¿qué recuerdos guarda del acto en el que fue investido como alcalde?¿Cómo vivió esa tarde Francisco Rodríguez García?
Fue muy gratificante y muy emotivo. Esa tarde me vine una hora antes para estar más relajado y cuando salgo de mi despacho y atravieso el ayuntamiento fue muy satisfactoria la expectación que había despertado mi elección, ya que estaban representadas todas las entidades de Dos Hermanas y los trabajadores de la casa. Fue una tarde de emociones muy intensas.

¿Qué prima más en este momento como alcalde de una gran ciudad como esta: el orgullo o la responsabilidad?
Orgullo y responsabilidad, las dos por igual. El orgullo de sentirme un niño del pueblo, que nació y ha desarrollado toda su vida aquí, y la responsabilidad de dirigir los destinos de esta ciudad. Espero hacerlo lo mejor posible con la ayuda de todos, ya que en un municipio tan grande, sin un equipo que trabaje conmigo y el apoyo de los vecinos y vecinas, esta tarea sería difícil llevarla a cabo.

- Publicidad -

¿Se había planteado alguna vez que podría ser el alcalde de Dos Hermanas?
Uno no es consciente hasta que la persona que ostenta la Alcaldía, en primera persona, me comunica su decisión como secretario general del PSOE nazareno que soy. Ahí asumo como real la posibilidad y antes lo que venía haciendo era mi trabajo, el que se me había encomendado, y no pensaba que pudiera ser alcalde.

En todos los años que lleva trabajando con Francisco Toscano,¿qué es lo que más ha aprendido de él como alcalde Francisco Rodríguez García?
Yo he hecho un máster con Quico. Es una persona honesta, responsable, conciliadora y leal, todo en mayúscula. Siempre ha tendido al consenso en los asuntos importantes que pudieran influir en la vida de la ciudad y ha tendido puentes con las administraciones, sean del color político que sean. Esa experiencia que él ha llevado a la práctica quiero yo, como compromiso, mantenerla. Uno, como persona, se puede equivocar, pero me siento muy orgulloso de mi pueblo y voy a dejar hasta la última gota de esfuerzo para defender los intereses de mis vecinos y vecinas.

“Tendré una voluntad de entendimiento con la oposición y espero que ellos también”

¿Recuerda lo que le motivó a implicarse en la vida política?
Entré muy joven en política en unos momentos sociales muy convulsos en el mundo educativo. En el año 1985, con las manifestaciones estudiantiles, hice mis primeros pinitos políticos y decidí comprometerme militando en las Juventudes Socialistas y, cuando tuve la edad, en 1988, me afilié al PSOE.

En su discurso de investidura insistió mucho en «su vocación de apertura para alcanzar el entendimiento y consenso» con el resto de grupos políticos. ¿Cree que va a ser una tarea fácil lograr ese diálogo constructivo?
Yo he ofrecido de la manera más sincera ese compromiso, que lo he aprendido de mi predecesor, y espero que los compañeros de la oposición lo pongan fácil. Cuando uno intenta llegar al consenso y al acuerdo no depende de uno, sino de todos los que negociamos. Soy de un talante muy conciliador y durante mi etapa como delegado de Hacienda tenía que negociar los presupuestos con la oposición, a la que siempre he tratado con respeto y transparencia, intentando llegar al acuerdo. La voluntad de entendimiento por mi parte estará ahí y espero que esa misma voluntad la tengan los compañeros de la oposición.

Esa idea de un Ayuntamiento abierto supongo que también será con los colectivos del municipio. ¿Se plantea una primera ronda de contactos con todos ellos?=
Voy a intentar de una manera activa escuchar a toda la sociedad a través de sus representantes, los colectivos, en todos sus ámbitos. Pretendo hacerlo para conocer de primera mano el enfoque de la realidad que tienen de la ciudad. Todo lo que sea constructivo lo asumiré como propuesta para mejorar la gestión de nuestro pueblo.

¿Cómo es la ciudad que se encuentra a la llegada a la Alcaldía?
Después de vivir estos últimos años la pandemia, creo que hemos pasado lo peor y me he encontrado una ciudad muy bien organizada, con grandes oportunidades para que la recuperación, que va a empezar a lo largo de este año, se sepa aprovechar en beneficio de sus vecinos y vecinas. Vamos a trabajar para que el interés general no se vea supeditado al particular, consiguiendo los objetivos que redundan en beneficio de la ciudad.

“Voy a intentar escuchar de manera activa a toda la sociedad a través de sus representantes”

¿Cuáles son los primeros retos que tiene Francisco Rodríguez García?
Culminar lo iniciado en este mandato. Para este equipo de gobierno es un objetivo principal conseguir una mayor industrialización y más empleo para la ciudad. Estamos potenciando los grandes polos industriales que se han puesto en marcha, como Megapark, donde ya se encuentra una gran industria y se están construyendo otras empresas, y el Polígono Sur. Y para mejorar estos enclaves, estamos haciendo un esfuerzo importante con las infraestructuras para que permitan una mejor conexión. Además, se está mejorando y ampliando el Parque Forestal Dehesa de Valme, donde ya se está licitando el nuevo parque canino, y queremos que, trabajando con Emasesa, podamos tener agua constante en el arroyo que atraviesa este parque. Y ya es un hecho la adjudicación del resto de pabellones del nuevo Palacio de Congresos y Exposiciones, como apoyo e impulso del desarrollo empresarial. Queremos culminar la ampliación de la nueva sede de los servicios municipales, junto al parque de bomberos, que ya es una realidad. En definitiva, culminar una serie de proyectos encaminados a seguir dibujando una Dos Hermanas para vivir, acogedora y sostenible.

Y pensando en la Dos Hermanas del futuro más inmediato…
La sostenibilidad, la movilidad y la innovación serán piezas claves para la ciudad del futuro y con futuro. Para ello será necesaria la colaboración de las dos universidades del municipio y, en este sentido, Loyola Andalucía ya ha anunciado la ampliación del campus para dedicar una parte a la especialización en Ciencias de la Salud, con una inversión de más de 30 millones de euros. También tenemos que potenciar la generación de empresas tecnológicas que se acerquen a la ciudad para que le den un aire de modernidad y constante transformación.

¿Cómo es esa Gran Sevilla por la que quiere apostar Francisco Rodríguez García en su mandato?
La Gran Sevilla sigue creciendo y va a tener la demanda de sus vecinos y vecinas de más y mejor movilidad. A eso me refería cuando le propuse a los alcaldes del área metropolitana que juntos de la mano reivindiquemos a las demás administraciones un proyecto serio de servicio de movilidad metropolitano, sobre todo cuando somos conscientes de que la capital va a crecer hacia al sur, hacia nuestro término.

El portavoz del grupo socialista, Agustín Morón, dijo que era un alcalde que “viene a quedarse otros 39 años en la alcaldía” ¿Qué opina al respecto?
Soy consciente de la edad que tengo, me siento joven aunque maduro, pero soy realista. Entiendo las palabras de Agustín como que si venimos haciendo las cosas como las solemos hacer los socialistas no hay motivo para cambiar o buscar otras soluciones. El devenir del día a día hará que los vecinos reconozcan la labor que realizamos y si merecemos contar con su apoyo. No me fijo una meta en el tiempo, sino en el día a día, esperando que el mañana sea mejor que hoy.

¿Cree que va a cambiar en algo su día a día con este nuevo cargo como alcalde?
Yo espero que no y seguir siendo la persona que hasta ahora he sido. Llevo mucho tiempo en la vida pública como concejal, aunque soy consciente que el foco principal estaba puesto en la persona del alcalde y ahora me toca a mí asumir esa responsabilidad. Me imagino que lo bueno y lo malo se dirigirá hacia el cargo que represento, pero en el plano personal no pretendo que cambie ni mi manera de ser ni de relacionarme en este municipio. Seguiré con la familia y los amigos que tengo y seguiré siendo la persona que mis vecinos vieron nacer hace 51 años.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí