- Publicidad -

El Centro Cultural La Almona acogió este jueves, día 11, la inauguración de la muestra Fueron sus manos. 1995-220, con la que la Hermandad de Gran Poder ha querido conmemorar los 25 años de la bendición de su capilla en Real Utrera. Una exposición documental y fotográfica, en la que se encuentran enseres que forman parte del ajuar litúrgico de la capilla. Pero, el grueso, según explico el coordinador de montaje, Rafael Camúñez, «son documentos históricos del archivo de la hermandad y recuerdos fotográficos de los anales de esta corporación».

En la primera parte de la Sala Antonio Milla, con comunicación directa con la calle, explica Rafael, «se ha dejado más diáfana para crearla como punto de encuentro y de referencia de lo que es la exposición». La corona de este espacio es la imagen de las manos del señor, fotografiada por Domingo Pozo, en relación con el lema de este aniversario, ‘Fueron sus manos’.

En el centro hay dos expositores en los que se encuentran dos anales más importantes, los libros del cabildo de oficiales, y un nuevo elemento que ha llegado y que es muy importante, ya que «no todo los días viene un cardenal a la casa de uno y te deja un regalo», y es la medalla de los 25 años como arzobispo de Sevilla de Carlos Amigo Vallejo. Lo complementan y acompañan distintas donaciones de la hermandad, como la partitura de Pasa el Gran Poder de Fulgencio Morón o el libro de Diego Martín que resume estos 25 años.

- Publicidad -

Dando entrada a la epicentro de esta exposición documental y fotográfica se encuentra un texto del historiador Jesús Barbero, que relata los distintos lugares de cultos que ha tenido la hermandad en su historia. Esta se ha estructurado en tres parcelas: una primera centrada en las obras; una segunda de la bendición de la casa hermandad y la capilla, en la que también se puede contemplar la ropa que las sagradas Imágenes lucieron en su traslado de Santa María Magdalena a su nuevo templo en 1995; y una tercera y última dedicada a la vida actual, con la presencia de la pintura de Los desposorios de la Virgen, que se venera en la capilla.

Inauguración oficial

La inauguración estuvo presidida por la delegada de Cultura y Fiestas, Rosario Sánchez, quien quiso «dar las gracias a la hermandad, a su junta de gobierno y, especialmente, a su hermano mayor, José Miguel García Asencio, «por haber elegido el Centro Cultural La Almona y hacernos partícipe de esta exposición, con la que se quiere conmemorar los 25 años de su capilla y le damos la felicitación por ello». La delegada aclaró que «el Ayuntamiento, a través de la Delegación de Cultura y Fiestas, «ha tenido a bien poner a vuestra disposición todos los medios a nuestra mano para poder hacer realidad esta exposición«.

Por ello, el hermano mayor de Gran Poder, José Miguel García Asencio, quiso dar las gracias «a la concejalía y a todo su equipo que desde primera hora han estado dispuesto a todo lo que se ha pedido». Al público presente a la inauguración les explicó que iban a «disfrutar de todo lo que se ha expuesto aquí humildemente, que no es más que el esfuerzo de una hermandad que, sin creerlo y de la nada, levantó una capilla».

Aunque con el documental que previamente se había presentado en el salón de actos del centro cultural, «podemos hacernos una idea de la envergadura de esa obra», pero, puntualizó, «el 80 por ciento de lo que se hizo en la capilla fue de manos no profesionales«. Por ello, quiso rendir homenaje «a los que trabajaron allí, que es lo que pretende esta exposición, además de a las mujeres de sus familias, porque nos hemos dado cuenta del valor que han tenido en este proceso, ya que fueron 13 años los que duraron la obra».

La exposición fotográfica y documental permanecerá abierta hasta el día 28 de noviembre, siendo su horario de lunes a sábado, de 9:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00, y los domingos, de 11:00 a 14:00 horas.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí