No tengáis miedo

0
3
- Publicidad -

Hace 40 años ya lo cantaba el grupo Jarcha, «dicen los viejos que hacemos lo que nos da la gana y no es posible que así pueda haber Gobierno que gobierne nada». Afortunadamente, la sociedad española superó sus temores, propició la apertura hacia la democracia y fue protagonista de una transición política sin precedentes. Los posteriores cambios en el Ejecutivo también generaron reservas entre los continuistas/inmovilistas, la llegada de Felipe González o José María Aznar al poder venían precedidos de campañas de miedo a lo desconocido, a lo «bueno por conocer».

Hoy estamos ante una situación exactamente igual. El bipartidismo/binomio PSOE – PP augura las peores consecuencias para España en el caso que Ciudadanos o Podemos consigan alcanzar una cuota considerable y determinante de representación parlamentaria. De hecho, los viejos partidos políticos están tan obsesionados en desacreditar a los emergentes, que se niegan a ver sus propios errores ni a hacer propósito de enmienda, los vemos carentes de nuevas propuestas para mejorar nuestro futuro.

La política, la verdadera gestión pública, debe nutrirse de las ideas del Pueblo, hacerle partícipe de sus medidas, confrontar pareceres e involucrar talento, consiguiendo con sus actuaciones el resultado de una auténtica participación ciudadana. La opinión pública ha virado, removiendo los cimientos institucionales, gracias a una nueva generación que viene pidiendo paso. Estamos terminando el año 2015, nuestros argumentos y programas no pueden verse anclados en 1977.

- Publicidad -

Las elecciones generales del 20 de diciembre serán la confirmación de una nueva etapa en la democracia española. Vamos a ser protagonistas, que no testigos, de una nueva transición, la ciudadana, que ponga en valor nuestra Constitución y los órganos públicos al servicio del pueblo soberano. Somos todos nosotros, la sociedad civil, quienes tenemos la obligación de estudiar iniciativas, contrastar propuestas y decidir con el voto el proyecto que creamos más viable para los próximos años. En definitiva, tenemos que volver a conseguir que la ilusión venza al miedo.

 

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí