Interoliva logra salir de su concurso de acreedores

    0
    46
    - Publicidad -

    Ha llegado a un acuerdo de pago con los proveedores y espera a un nuevo socio capitalista

    Tras más de un año, el Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Sevilla acaba de sentenciar la salida del grupo Internacional Olivarera del concurso de acreedores, en el que se veía inmerso desde septiembre de 2013. Así lo ha confirmado su gerente, Carlos Jiménez Díaz, tras alcanzarse un acuerdo de pago con los proveedores ordinarios, lo que convierte a esta firma de producción, envasado y comercialización de aceites y encurtidos, en una de las pocas  que logran salir del mismo.

    Ahora la pelota está en el tejado de la banca, según ha explicado Jiménez Díaz, ya que desde Interoliva se está a la espera de “ver la disposición de las entidades financieras” y que se llegue a un acuerdo con un posible socio que pueda inyectar capital social en el grupo, que suponga la llegada de dinero fresco. En estos momentos, explica su gerente, se está negociando con varios inversores, tanto industriales como financieros, que pasa por alcanzar un acuerdo con la banca, que acepte la propuesta que se le presente.

    Un poco de luz a cuatro años de sombras en los que Interoliva ha estado subsistiendo con fondos propios ante la negativa de las entidades financieras a concederle crédito. Por este motivo, explica Carlos, se decidió entrar en concurso de acreedores “para evitar el deterioro de la actividad económica, que se ha visto reducida pero manteniendo los puestos de trabajo”.

    Además, se acaba de firmar un contrato importante con una empresa de primera línea mundial que va a hacer que Internacional Olivarera recupere el volumen de negocio habitual para asegurar el cumplimiento de “nuestro compromiso con con los acreedores y los puestos de trabajo”, asegura Jímenez Díaz.

    Y es que para Interoliva, además de sus clientes, el personal, representado en su comité de empresa, es su activo más importante y desde este grupo se hará todo lo posible, explica su gerente, “para satisfacer las pretenciones del socio inversor con tal de mantener la actividad y los puestos de trabajo en Dos Hermanas”. Carlos destaca el esfuerzo realizado por su plantilla en estos años, a lo que hay que añadirle el apoyo de los acreedores y proveedores, además del de las administraciones local y autonómica.

    - Publicidad -

    RESPONDER

    ¡Escribe tu comentario!
    Introduce tu nombre aquí