No más hijos asesinos

0
29

Hoy, una vez más, estamos aquí, y yo me pregunto ¿Hasta cuándo? Cada vez que oigo que han matado a una mujer por violencia machista, la rabia, el dolor, la impotencia, incluso la culpa, hace mella en mí.
Sí, culpa por ser mujer y no levantar la voz cuando debía, culpa por pertenecer al género femenino y dejar que me dijeran desde que nací que somos diferentes, y nos comportemos de diferente modo. Me siento responsable por todas esas mujeres que me precedieron y acataron un rol impuesto por una sociedad machista, y sí, soy responsable de seguir transmitiendo esos mismos roles.

En las manos de las mujeres siempre ha estado la educación de hijos e hijas, y hemos permitido que los valores machistas fueran transmitidos por generaciones. Asimilemos esa realidad, seamos valientes, no podemos seguir siendo las madres de asesinos de mujeres. En el mes de mayo un asesino ha quitado la vida de modo brutal a su hijo de once años. Las mujeres no queremos seguir siendo madres de menores asesinados o en riesgo de ser asesinados. Es hora de cambiar leyes que les proteja de convivir con maltratadores. Son cinco niños y niñas, y treinta y siete mujeres las víctimas de muerte que ha dejado el machismo en lo que va de año.
Madres, padres e instituciones no podemos seguir educando en la diferencia de género a nuestra descendencia. Debemos educarles en los mismos valores y en las mismas responsabilidades. Niños y niñas, deben ser personas educadas para tener la misma participación en la sociedad.

Mientras permitamos que las mujeres seamos ciudadanas de segunda, el machismo y su violencia seguirá existiendo.

- Publicidad -

Sabemos que no es fácil, son muchos los muros que debemos derribar. No permitamos el machismo oficial, exijamos que los salarios se igualen al de los hombres, que las bajas por maternidad sean compartidas, y que el cuidado de la familia no siga recayendo todo sobre nosotras.

Levantemos la voz, no con lamentos, sino con exigencia. El victimismo no es el camino, la razón y el derecho, que nos ampara en nuestra constitución son las verdaderas armas para combatirlo.

Hemos sobrevivido a siglos de opresión machista sin pensar que el poder está en nuestras manos. Según estadísticas, las mujeres somos más del cincuenta por ciento de la población. En la práctica somos las que manejamos la economía del país. Por nosotras pasan cada día los presupuestos, la cesta de la compra, los gastos de las familias, pensemos solo un momento e imaginemos que todas las mujeres nos pusiéramos solo un día en huelga. Si lo pensáis, veréis que no es la banca, ni las grandes personalidades de la economía o la política quienes hacen el día a día de nuestra sociedad, somos nosotras, las mujeres. No importa la profesión que tengamos. Queremos ser gestoras y dueñas nuestra vida.

No nos sintamos inferiores. Tenemos una herramienta muy importante en nuestras manos, somos imprescindibles, nuestra sociedad no es nada sin nosotras. Somos más de la mitad de la población, con sobradas y demostradas capacidades para cambiar el mundo que dejaremos a las generaciones futuras.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí