¿Un asunto de poca importancia?

0
19
- Publicidad -

Hay realidades que no conviene mostrar o, si se muestran, se hace enmascqarándolas porque repugnan y hieren la sensibilidad y el más elemental sentido común.

Hacer visibles las cifras del aborto ayuda a percibir esta dramática realidad de la que no se quiere hablar en público y a la que se prentende esconder por no ser políticiamente correcto.

Pongamos como ejemplo las cifras de abortos en la década comprendida entre el año 2002 y el 2011. En este periodo se produjeron en España más de un millón de abortos (hablando siempre de abortos voluntariamente provocados). Esto significa que cada año se provocaron más de 100 mil aborotos de media. Cifras escalofriantes, al menos así lo considero personalmente.

- Publicidad -

El sector de la población española más envejecida va creciendo cada vez más en detrimento de la población más joven. Si esto no cambia, llegará un momento en que el sistema de pensiones actual se vea en crisis. Al mismo tiempo hemos conocido que la población española, en vez de crecer, va disminuyendo, ya que el número de defunciones supera al de nacimientos. No es de extrañar si estamos impidiendo nacer a más de 100 mil españoles al año.

En los debastes políticos que tienen lugar ante unas elecciones se citan gran cantidad de cifras referentes a distintos aspectos: número de parados, nuevos contratos, salario mínimo, etc.

Pero ¿por qué no se mencionan el n úmero de niños que no llegan a nacer porque los eliminamos voluntariamente? Está claro, ya lo he dicho: no es políticamente correcto.

Parece que esto no preocupa a los políticos. Y lo que es aún más grave, no parece importar mucho a los votantes. Si estos no se quejan para qué hablar de este asunto tan comprometido.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí