Abrótano

0
6
- Publicidad -

plantasArtemisa abrotanum

Descripción: Pertenece a la familia de las compuestas, y se trata de una planta casi leñosa que mide de 0,5 a 1,5 metros en su madurez. Posee la característica de expeler un olor semejante a una mezcla realizada con ajenjo y limón. Las hojas son velludas y están divididas en segmentos, y además poseen un color grisáceo en su envés. Las flores son de aspecto tubular y de un color amarillo, y aparecen en forma de capítulos (con la forma de la flor de la manzanilla o de la margarita) que pueden llegar a colgar. 

Parte usada de la planta: Todos los órganos aéreos.

- Publicidad -

Recolección: La época mejor indicada para hacer la recolección es a finales de verano o a principios de otoño, y preferiblemente se recolecta cuando está en flor. Se debe dejar secar cuidadosamente en un lugar donde no incida el sol directamente, para así asegurarnos de que no perdemos aceite esencial, que es el principio activo más importante de esta planta.

Principios activos y acción farmacológica: El principio activo casi en su totalidad es el aceite esencial. Es un tónico amargo que suaviza el sistema digestivo, emenagogo (estimulan y regulan el flujo menstrual; actuando como un tónico para el sistema reproductor femenino), antihelmíntico (ayuda a expulsar los gusanos que se encuentren o se puedan albergar en el sistema digestivo), antimicrobiano y estimulante. También posee un efecto beneficioso sobre la vesícula biliar (colerético). A altas dosis puede causar toxicidad, produciendo dolor de cabeza, mareos y sensación de vértigo.

Formas de dosificación: Esta planta se debe tomar como infusión y no más de tres veces al día, ya que como se ha dicho anteriormente produce toxicidad. Para preparar la infusión, se debe tomar un vaso de agua hirviendo y echarle 1 ó 2 cucharaditas de la hierba picada y seca; dejándola durante 10 ó 15 minutos. En el caso de que se desee utilizar la hierba para combatir las lombrices de los niños, se debe tomar una cucharadita de polvo de la hierba y mezclarla con una cucharada de miel (o melaza), administrándosela una vez por la mañana, y otra justo antes de dormir. 

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí