- Publicidad -

El C.W. Dos Hermanas PQS clausuraba este fin de semana la temporada 2021/2022 de forma oficial con su presencia en el Campeonato de España juvenil femenino, donde se quedó con la miel en los labios. Esta cita se disputó desde el pasado viernes en las instalaciones del C.N. Atletic-Barceloneta, donde acarició la gesta de subir por segunda vez en su historia a un podio de una cita nacional de base.

La séptima plaza final, igualando el resultado de hace cuatro años y a solo uno de su mejor registro en la categoría, lograda en 2013 y 2021, bien pudo ser una histórica medalla. Aunque medió una polémica derrota en el choque de la primera fase ante las anfitrionas que relegaba al cuadro sevillano a un cruce más complejo en los cuartos de final.

Acariciaba la victoria y el liderato

El equipo nazareno, vigente campeón andaluz y que había cumplido en el duelo regional del estreno ante el C.W. Marbella (9-7), acariciaba la victoria y el liderato de grupo. Protagonizó la campanada hasta el momento de la competición ante el Barceloneta, al que ganaba 11-10 a falta de 14 segundos para el bocinazo final, con posesión incluida. Pero uno de los colegiados, para desconcierto de las chicas dirigidas por Juan José Tomillo, señalaba juego pasivo para devolver así el balón al equipo local, que aprovechó los cuatro segundos que restaban para poner las tablas en el marcador (11-11) y llevar el choque a los penaltis, que caían del lado catalán 6-5.

- Publicidad -

La posterior reclamación del C.W. Dos Hermanas PQS fue reconocida por la RFEN como error arbitral, pero sin modificación del resultado, confirmando así su segunda plaza del grupo en la liguilla previa y un consiguiente duelo de cuartos más complejo. Esperaba entonces el C.D. Natación Boadilla, campeón madrileño y finalmente subcampeón de España, que se imponía 7-15 para cerrar a las sevillanas las puertas de las semifinales y la lucha por las posiciones de privilegio.

Ya en la fase de consolación por los puestos quinto al octavo, con la moral tocada por lo sucedido, la derrota inicial ante el Real Canoe por 9-7 tuvo respuesta en el cierre del campeonato ante el C.W. Elche, al que el Dos Hermanas PQS superaba por 8-5. Sellaba de esta forma el séptimo puesto definitivo en tierras barcelonesas, donde el equipo organizador, beneficiado por la citada decisión arbitral de la primera fase, era cuarto ante el Sabadell (5-7). El título se quedaba en Cataluña por medio del C.N. Mataró, vencedor por la mínima ante el Boadilla (10-9). El conjunto nazareno se quedó con la miel en los labios.

Foto: Miguel Gómez.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí