Los párrocos de Sta. María Magdalena en el siglo XX (y III)

0
38
los párrocos
- Publicidad -

Seguimos con la nómina de los párrocos de la iglesia de Santa María Magdalena de nuestra ciudad, en esta ocasión con dos sacerdotes que jugaron un papel destacado en los años centrales de la pasada centuria.

41 JOSÉ RUIZ MANTERO. Cura párroco de la iglesia de Santa María Magdalena [1951-1957].

Nació en Zalamea la Real (Huelva) el 17 de junio de 1912. Ingresó en el Seminario de San Telmo de la capital hispalense en 1925 y fue ordenado sacerdote el 12 de marzo de 1939. Curiosamente, cuando estalla la Guerra Civil, fue movilizado con el grado de alférez. Del frente se incorporó a la unidad de abastecimiento de víveres y en febrero de 1938 se le concedió un permiso indefinido para predisponer su consagración sacerdotal. A partir de ahí, fue administrativo en la Inspección Eclesiástica Castrense del Ejército del Sur (1938-1939), y después como párroco en la parroquia de San Joaquín de El Puerto de Santa María (desde 1939), en Sanlúcar de Guadiana, El Granado, Alcoutín (Portugal), Trigueros (1942-1950) y Cartaya (1950-1951). Nombrado párroco de la iglesia de Santa María Magdalena de Dos-Hermanas por el cardenal don Pedro Segura Sáenz, tomó posesión de su cargo el 14 de julio de 1951, como uno de los párrocos de su historia.

- Publicidad -

Durante su fructífero mandato continuó la reorganización de la «Acción Católica», construyó Escuelas Parroquiales, creó una emisora de radio parroquial, la Escolanía «Virgen de Valme», el Semanario Adelante y fundó dos hermandades, que aún siguen, la de la Amargura (1952) y la de la Borriquita (1953). Dejó una profunda huella en el pueblo por su carácter afable y su ayuda a los pobres y necesitados. En julio de 1957 ganó por oposición la plaza de párroco en propiedad en la parroquia del Sagrario de Sevilla donde estuvo hasta 1988, en que pasa a ser párroco emérito. En sus años como párroco de esa iglesia sevillana tuvo que afrontar numerosos asuntos relevantes, como por ejemplo la propia restauración del templo, que se reabrió al culto en octubre de 1968. Mandó restaurar el órgano neoclásico de esa iglesia e impulsó la tradición del Nacimiento navideño en Sevilla. Fue también capellán de la Residencia «Tartessos», regida por las Religiosas Angélicas en la plaza de Molviedro. Asimismo, durante su estancia en la capital hispalense fomentó innumerables asociaciones como la asociación de vecinos «Torre del Oro» del barrio del Arenal. En 1997 fue nombrado Canónigo Honorario de la Catedral sevillana. Falleció en la antes referida residencia de Sevilla el 11 de julio de 2001.

42 JOSÉ MARÍA BALLESTEROS BORNES. Cura párroco de la iglesia de Santa María Magdalena [1957-1973].

Nació el 12 de enero de 1929 en Las Cabezas de San Juan (Sevilla), siendo ordenado sacerdote el 31 de mayo de 1952 durante el Congreso Eucarístico Internacional de Barcelona. Cuatro años más tarde era prefecto del Seminario Conciliar. Tomó posesión como cura propio de la parroquia nazarena el 14 de julio de 1957, después de ganar la plaza mediante oposiciones, sumándose a la nómina de los párrocos en el siglo XX.

Había cursado dos años de estudios superiores de Filosofía y tres de Teología. Durante su ministerio tuvo lugar la erección de las primeras parroquias nazarenas (Nuestra Señora del Rocío, Nuestra Señora de la Oliva, San Sebastián y Nuestra Señora del Amparo), segregadas de la iglesia de Santa María Magdalena. Cursó estudios de licenciatura de Teología en la ciudad de Roma. Obtuvo para el sacristán Francisco López García Frasquito, la medalla «Pro Ecclesia et Pontifice». Estuvo presente en la ceremonia de Coronación Canónica de la imagen de Nuestra Señora de Valme el 23 de junio de 1973. En ese mismo año fue trasladado a la parroquia de San Román y Santa Catalina de Sevilla. Asimismo, fue nombrado vicario episcopal de la zona Sevilla 1 (centro) y abad de la Universidad de Señores Curas Párrocos de Sevilla. En aquel destino permaneció hasta 1985 en que fue nombrado párroco de Nuestra Señora de los Remedios. Fue rector de la iglesia de los Terceros y canónigo de la catedral de Sevilla. Falleció en la capital hispalense el 22 de abril de 2015.

Foto del Mes
Esta histórica fotografía fue tomada hacia 1925 y muestra el aspecto que presentaba por entonces el desaparecido retablo mayor de la capilla de San Sebastián. Retablo que fue retocado tras las obras de reforma de aquel templo de 1911-1912, no descartándose que fuera anterior a esas fechas. En la hornacina central se encontraba la imagen del Santo Cristo de la Vera-Cruz, magnífica obra de mediados del siglo XVI, que todavía hoy preside el retablo mayor de dicha capilla. En el lado del Evangelio, la talla de María Santísima del Mayor Dolor, adquirida por la Hermandad de la Vera-Cruz en 1921. Y en la hornacina del lado de la Epístola, vemos a la imagen de San Juan Evangelista, donada a la referida hermandad por el sacerdote Francisco Lara Araujo. En el ático del retablo se distingue la imagen de San Sebastián, titular del templo.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí