La segunda mitad del siglo XIX y los párrocos de Sta. María Magdalena

0
27
párrocos
- Publicidad -

Volvemos con la amplia nómina de párrocos de la iglesia de Santa María Magdalena, esta vez con los sacerdotes de la segunda mitad del XIX.

30 ANTONIO RUIZ QUIRÓS. Cura beneficiado ecónomo de la iglesia de Santa María Magdalena [1854-1855].

Nació en la villa de Utrera en 1825, siendo hijo de Antonio Ruiz y de Isabel Quirós. Este sacerdote estaba presente en la parroquia nazarena ya en 1852, siendo entonces cura beneficiado. Cuando fallece don José María Asencio, Ruiz Quirós se hizo cargo de la iglesia de la Magdalena de manera interina. Tras su paso por Dos-Hermanas, fue párroco de San Julián en Sevilla (1873-1877), ciudad donde fallecería en febrero de 1892.

- Publicidad -

31 JUAN RAMÓN RAMÍREZ DE ARELLANO. Cura de la iglesia de Santa María Magdalena [1855-1856].

Antes de su llegada a Dos-Hermanas, fue religioso del monasterio de San Isidoro del Campo, en Santiponce. Pero tras la desamortización de Mendizábal (1836-1837) fue exclaustrado, pasando a ser párroco, primero, de la iglesia de Santa María la Blanca de Los Palacios y Villafranca (1844-1850) y, después, de la parroquia de Nuestra Señora de la Granada de Guillena (1851 y 1854). Llegó a la parroquia nazarena el 25 de febrero de 1855. En Dos-Hermanas permaneció poco tiempo, pues en 1856 marchó, sin que sepamos cuál fue su nuevo destino.

32 BACHILLER ANTONIO DE JESÚS CARMONA GUZMÁN. Cura propio de la iglesia de Santa María Magdalena [1856-1862].

Llegó a Dos-Hermanas en octubre de 1856 para hacerse cargo de la parroquia nazarena. Durante su mandato tuvieron lugar varios hechos destacados. Por una parte, la visita de los infantes-duques de Montpensier el 1º de mayo de 1857, siendo él el encargado de recibirlos a las puertas de la parroquia de Santa María Magdalena. Y, por otra, la restauración del templo parroquial y la edificación de la capilla de Ánimas, gracias a la colaboración de los hermanos Goyeneta. Marchó de Dos-Hermanas en julio de 1862, y en 1877-1878 lo vemos como párroco de la villa de Lucena del Puerto (Huelva). Asimismo, fue autor de una colección de libritos titulada «La Perla Cristiana».

33 DOCTOR JOSÉ MARÍA OJEDA Y CRESPO. Cura ecónomo de la iglesia de Santa María Magdalena [1862-1864]

Doctor en Teología y examinador sinodial de las diócesis de Sevilla, Granada, Córdoba, Málaga y Orihuela, fue también cura propio por oposición de Cañete la Real (Málaga). Llegó a Dos-Hermanas para regir los destinos de su parroquia en agosto de 1862, y estuvo al frente de la misma tan sólo dos años.

34 JOSÉ LARA. Cura y beneficiado de la iglesia de Santa María Magdalena [1865-1866].

Estuvo muy poco tiempo rigiendo los destinos de la parroquia de Santa María Magdalena, no reseñándose ningún hecho destacable durante su curato. Falleció en Dos-Hermanas en 1866.

35 FRANCISCO ÁLVAREZ GARCÍA. Cura y beneficiado propio de la iglesia de Santa María Magdalena [1866-1870].

Natural de Constantina (Sevilla), llegó a Dos-Hermanas en torno a 1860, siendo promovido para esta parroquia en noviembre de 1865. Consiguió ser nombrado párroco el 3 de febrero del año siguiente, tocándole vivir los acontecimientos de la revolución de septiembre de 1868. Durante su mandato tuvo lugar la llegada definitiva de la imagen de la Virgen de Valme a Dos-Hermanas en enero de 1869. Tiempo después, a principios de 1870 marchó de Dos-Hermanas, sin que sepamos a ciencia cierta las razones de su partida.

36 ANTONIO RETAMAR RUIZ. Cura de la iglesia de Santa María Magdalena [1872-1885].

Nació en Mairena del Alcor hacia 1838, perteneciendo al estado secular. El 30 de enero de 1872 fue nombrado cura ecónomo de la parroquia, llegando a Dos-Hermanas en febrero de ese mismo año. En la visita pastoral de 1878 se hace constar el celo pastoral que honraba a este párroco, dedicado a pronunciar pláticas doctrinales, visitar las escuelas públicas, reunirse diariamente con niños y enseñarles la doctrina cristiana con paciencia y sencillez.

Sin embargo, parece ser que fue un tanto polémico, debido principalmente a sus ideas ultraconservadoras, próximas al carlismo. Estuvo presente en la breve visita que el rey Alfonso XII hizo a Dos-Hermanas en 1877, protagonizando un leve altercado que, por fortuna, no llegó a mayores. El alcalde José Carballido Cotán lo cuenta de esta manera en una carta enviada ese mismo 26 de marzo al Gobernador Civil: «Al pasar por esta [se refiere a la estación] en el día de hoy el tren que conducía a Su Majestad el Rey para esa Capital, el alférez de la Guardia Civil que mandaba la fuerza que le hacía los honores, al ir el párroco de esta villa a unirse a las demás autoridades que se hallaban constituidas en la estación para ofrecerle sus respetos, lo mandó retirarse hacia la espalda, no dejando que pudiese verificarlo».

Foto del mes
Traemos a esta sección mensual esta fotografía publicada en el libro de Alberto Millán González Herce «La Alquería. Parque romántico de Dos Hermanas» y que muestra el aspecto que presentaba la Cruz de los Caballeros, del siglo XVII, a principios de la pasada centuria. Como ya tuvimos ocasión de ver (el 23 de enero de 2019), este monumento se encontraba al norte del término municipal nazareno, cerca del antiguo cauce del Guadaíra, y marcaba el lugar donde se produjo un lance entre dos caballeros sevillanos. Incluso, daría nombre a aquel pago. Pero a fines del XIX, fue desmontado y trasladado a la Alquería del Pilar por expresa orden de su propietario, José Lamarque de Novoa. Y allí permaneció hasta la década de 1980 en que nuevamente fue desmantelado y trasladado a una finca particular.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí