Diego Luis Justiniano Arquellada fallece a los 85 años

Fue hermano mayor de Valme durante la visita de los Reyes de España en 1987 y presidente del Balonmano Club Dos Hermanas.

0
39

El pasado viernes, día 25, falleció a los 85 años de edad Diego Luis Justiniano Arquellada. Un hombre muy vinculado con la vida social de la ciudad de Dos Hermanas en sus diferentes ámbitos, sobre todo el político, deportivo y cofrade.

Diego Luis, desde muy joven, fue funcionario del Ayuntamiento de Dos Hermanas como su padre, Luis Justiniano, y colaboró en el desarrollo de distintas disciplinas deportivas ajenas al balompié. Particularmente, se implicó en el balonmano como directivo y colaborador del Balonmano Club Dos Hermanas, donde realizó una labor encomiable desde la presidencia del mismo. Además, y hasta su fallecimiento, ha sido presidente honorario del Grupo de Históricos Jugadores del Balonmano Nazareno.

Pero a Diego Luis Justiniano se le recuerda, sobre todo, por su vinculación a la Hermandad de Valme, de la que fue Hermano Mayor en el periodo de 1983 a 1988. Durante estos años al frente de la hermandad tuvo el honor de recibir a los Reyes de España, en su recordada visita a la ciudad del 16 de febrero de  1987.  

- Publicidad -

Dada  la  vinculación  histórica  de  la  Casa  Real española con  la Hermandad de Valme, Sus Majestades visitaron la Capilla del Sagrario de la Parroquia de Santa María Magdalena para orar ante la Protectora de la ciudad. Durante la visita, en presencia del entonces Arzobispo de Sevilla Fray Carlos Amigo Vallejo y resto de autoridades, le entregó a Juan Carlos y Sofía las medallas de hermanos honorarios de la Hermandad.

Además y siguiendo en el ámbito de Valme, durante años fue exornista de la Carreta de la Virgen siguiendo una tradición familiar desde que su abuelo Diego Justiniano Lamadrid, allá por 1915, participara en el diseño de la original carreta que hoy se conoce. Su abuelo, su padre y, posteriormente, Diego Luis, formaron parte de un elenco de exornistas, que siguieron y siguen con este legado.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí