- Publicidad -

El próximo mes de junio el Consejo de Hermandades y Cofradías celebrará elecciones para la renovación de su junta superior. Desde finales de 2017 ha estado al frente de la misma, Juan José Muñoz Villadiego, quien a sus 69 años hace repaso de estos casi cuatro años de mandato y de dedicación a las hermandades de Dos Hermanas.

Desde que era un niño, Juan José Muñoz Villadiego está vinculado al mundo de las hermandades, siendo hermano de Cautivo desde que nació y de Amargura y Pasión desde hace más de dos décadas. Ha formado parte de las juntas de gobierno de estas corporaciones y fue el fundador de los coros de campanilleros de Pasión y Amargura. Dio el Pregón de Glorias de esta hermandad en 2013 y ha sido costalero de varias cuadrillas, así como contraguía de la Esperanza y capataz de Amargura y Pasión. Desde finales de 2017 está al frente del Consejo de Hermandades y Cofradías, culminando ahora su mandato.

¿Cómo ha vivido la experiencia de ser presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de su ciudad?
Para mí ha sido una nueva experiencia como cofrade y, en general, no ha sido mala. En estos casi cuatro años he tenido momentos más complicados y otros más alegres.

- Publicidad -

¿Se han cumplido las ideas o propósitos que traía Juan José cuando se puso al frente?
En parte, algunas cosas sí se han cumplido, pero el resto ha sido imposible. Lo que hemos intentado es que las hermandades se unan más y le den al Consejo su sitio. Además de lograr que se incremente un poco la subvención que recibimos por parte del Ayuntamiento o mejorar bastante la organización de la carrera oficial, entre otros asuntos.

“La Delegación de Cultura y Fiestas siempre ha estado al lado del Consejo”

¿Y cuáles han sido esos proyectos que se han quedado en el tintero?
Muchas cosas. No he terminado de completar que las hermandades sean conscientes que el Consejo es el eslabón entre el poder civil y eclesiástico, y que cuenten con nosotros para los problemas que puedan surgir. Además de volver a retomar la edición de nuestro boletín, que era una de mis ilusiones.

¿Cuál ha sido la relación del Consejo durante su mandato con el Ayuntamiento?
La relación con el Ayuntamiento ha sido inmejorable, no sólo con el área de Cultura y Fiestas, sino también con otros departamentos, como Movilidad y Limpieza, Hacienda y Participación Ciudadana, Juventud, Salud y Consumo o Proyectos y Obras. En el caso de la Delegación de Cultura y Fiestas siempre ha estado a nuestro lado para echarnos una mano y ayudarnos cada vez que sea necesario. Rosario Sánchez siempre ha estado volcada con el Consejo de Hermandades.

¿Qué papel cree que tiene que tener este organismo en una situación como la pandemia Covid-19 que estamos viviendo?
El papel del Consejo en estos años sin pasos en la calle es el de intentar que los cofrades entiendan que la Semana Santa no sólo es eso. Las estaciones de penitencia son un culto externo, pero, realmente, es algo mas, es recordar la vida, pasión y muerte de Jesús. Debemos de volcarnos más en nuestras hermandades y la Iglesia, ya que uno de nuestros mayores defectos como cofrades es que no estamos todo lo integrados que deberíamos estar.

¿Qué le transmitirías a la persona que te suceda en el cargo el próximo mes de junio?
A la persona que me suceda que le tiene que gustar mucho la Semana Santa y el mundo de las cofradías. Además de tener mucha paciencia con las hermandades y los cofrades. Y, por supuesto, que consiga volver a editar de nuevo el boletín para el Consejo tenga, al menos tres veces al año, su voz y poder decir lo que cree y piensa.

¿Qué se lleva de estos cuatro años de mandato?
La satisfacción, por una parte, de estar en algo que me gusta mucho, como es la Semana Santa, además de los amigos que me llevo. Por otra, la desilusión de no poder haber hecho más de lo que he hecho.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí