- Publicidad -

El Hospital Universitario de Valme ha puesto en marcha un nuevo Hospital de Día Quirúrgico, incluido en la serie de medidas de impacto diseñadas por su equipo directivo este verano. Su idea es reforzar de forma programada la respuesta asistencial frente al Covid-19 con las máximas garantías de seguridad y calidad.

La reordenación de espacios y la reorganización asistencial adaptada a la situación provocada por el Coronavirus, que se ha ido desarrollando conforme a la evolución de la pandemia, ha estado enfocada hacia la dotación de más recursos. Para, de esta forma, asumir el incremento de la presión asistencial de una de las áreas sanitarias de la provincia más castigadas en ambas oleadas. De tal modo que este nuevo Hospital de Día Quirúrgico optimiza las instalaciones anteriores donde desarrollaba su actividad desde el año 2013. Ya que, a la vez, se reconvierte en un recurso estratégico, dado que aporta un uso polivalente dependiendo de las necesidades de cada momento de la pandemia.

Versatilidad asistencial

La dotación de su infraestructura le confiere versatilidad asistencial al poderlo utilizar como tercera UCI y como espacio de hospitalización. Las necesidades de atención para cuidados intensivos provocó en la primera oleada del Covid la transformación del anterior Hospital de Día Quirúrgico en una segunda UCI. Por el contrario, en esta segunda oleada esa segunda UCI se adaptó de forma anticipada y con carácter permanente; conformando un proyecto para un nuevo espacio que hoy ya está operativo.

- Publicidad -

A través de una inversión de 77.000 euros, se ha creado este nuevo espacio en las anteriores consultas de Cardiología. Está localizado igualmente en la primera planta, con acceso directo al Bloque Quirúrgico y adyacente al servicio de Cuidados Intensivos. Su distribución consta de 7 boxes (que pueden acoger hasta 13 camas), control de enfermería y zona de medicación, aseos, almacén, vertedero y office de enfermería.

Estas instalaciones del nuevo Hospital de Día Quirúrgico son modernas y confortables. Se han acondicionado con solado y cuadro eléctrico renovados, incorporación de gases medicinales, puertas automáticas e iluminación LED.

Recurso estratégico en tiempos Covid-19

La presión asistencial continuada derivada de esta segunda ola de la pandemia ha provocado la adaptación de la organización asistencial de este centro a otra dinámica contemplada en su Plan de Contingencia Covid. De este modo, garantiza la respuesta tanto a los pacientes con Coronavirus, cuya afectación requiere ingreso, como al resto de pacientes con otras patologías diferentes.

En el caso de la cirugía, el Hospital Universitario de Valme está realizando un gran esfuerzo y mantiene más del 90% de su actividad quirúrgica general. Concretamente, la mínima reducción producida no ha afectado a la cirugía urgente, ni a la pediátrica, ni a la que no precisa ingreso hospitalario y ni a la cirugía programada para patologías oncológicas. Únicamente la adaptación quirúrgica incide en la reducción de la cirugía programada para pacientes con patologías no tumorales y que necesitan ingreso, con la finalidad de disponer de camas y garantizar más recursos para la asistencia.

La conciliación del mantenimiento de la actividad del Bloque Quirúrgico con la disminución de camas para cirugía programada no urgente ni oncológica, tiene entre sus estrategias la cirugía sin ingreso. En este contexto, el Hospital de Día Quirúrgico se convierte en un recurso de gran valor.

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí