Subasta improvisada en redes sociales para la Operación Potito

0
342
subasta improvisada

Las redes sociales se convirtieron este fin de semana en una subasta improvisada de arte a beneficio de la Operación Potito de la Hermandad de la Borriquita. Detrás de esta iniciativa, impulsada en Twitter, se encuentra Mariló Rivera, una procuradora, aficionada a la pintura, que quiso darle un sentido solidario a su afición.

Mariló lleva años colaborando con la Operación Potito, debido a su vinculación con la corporación del Domingo de Ramos, y al ver la buena acogida que tuvo una de sus últimas pinturas que colgó en su perfil de Twitter decidió organizar una subasta improvisada.

«Como en estos momentos estamos todos conectados en las redes», explica Mariló, «decidí sobre la marcha que debía ser algo rápido, en un día». La artista puso un precio de salida y en 24 horas la pintura alcanzó un precio de 200 euros, haciéndose su portador con esta subasta improvisada.

- Publicidad -

Se trata de una pintura que representa una panorámica de la calle Betis, en el barrio de Triana, en Sevilla. Una obra de 50×70, pintada en acrílico, «que gustó mucho porque la gente decía que es muy alegre, por su colorido, y que transmite mucho».

Mariló puso en contacto a la persona ganadora de la subasta con la hermandad, a la que le hizo la correspondiente transferencia. Encargándose ella en los próximos días del envío de esta pintura, que la artista espera no sea la última que salga a subasta por una buena causa.

Ya que «son muchas las familias que tienen carencias en esta época y los niños y niñas tienen muchas necesidades». Pero, para eso, explica, «se tiene que dar la circunstancia de que la obra que pinte me guste y merezca la pena subastar». Porque Mariló Rivera recalca que no es una pintora profesional, ya que, «aunque hace muchos años que me intereso por la pintura, fue hace unos meses cuando me lo tomé más en serio, dando algunas clases cuando mi tiempo me lo permitía».

Sobre todo, quiere que gestos como este «sirvan de ejemplo para que se corra la voz y se organicen iniciativas similares». Ya que, «si cada uno ponemos nuestro granito de arena, podemos conseguir bastante para ayudar a los demás».

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí