La calle de Nuestra Señora del Carmen en el callejero histórico

El caminillo Real.

0
290
calle nuestra señora del carmen

A mediados del siglo XVI y con la intención de que el ganado no atravesara la principal vía de la población, la calle Real, se abrió un camino que discurriría de manera paralela a la citada calle, y que, debido a su carácter público, tomó el nombre de camino o caminillo Real. Y eso es lo que sería hasta los primeros años del siglo XX la Calle de Nuestra Señora del Carmen.

Por ese camino pasaría el ganado de los nazarenos a lo largo de los siglos, por lo que no se construyó en sus orillas ninguna vivienda. Eso sí, muchas de las casas de la calle Real de Utrera abrieron postigos al camino Real. Pero poco más.

La situación mejoraría en los primeros años del siglo XX, cuando comenzaron a construirse casas en el tramo de la calle comprendido entre Fernán Caballero y Purísima Concepción. Esto unido a la existencia de varias huertas, dio mayor dinamismo a la calle de Nuestra Señora del Carmen, nombre que se le dio en 1903 a petición de los dueños de esas primeras casas. No obstante, la primera vez que se cita a esta vía en un padrón de vecinos es en el de 1922-1923, donde se contabilizan 82 habitantes.

A finales de la segunda década del siglo XX, se construyó entre esta calle y la vía férrea el conocido barrio de San José, y junto a él, en terrenos que fueron de la huerta de Solares, se construyó en la década de 1940 uno de los almacenes más conocidos e importantes de Dos-Hermanas: el de León y Cos. Después del cierre de este almacén de aceitunas, se instalaría allí el recordado Hipervalme, la que sería primera gran superficie comercial de nuestra ciudad. También en esta vía se construyó a mediados de la década de 1980 el edificio para los Juzgados, que sería ampliado hace unos años.
Hoy es una de las calles más largas y transitadas de nuestra ciudad, con un aspecto que en nada recuerda a su primitivo origen como camino Real.

¿Qué nombres tuvo?

Desde su creación, allá por los años centrales del siglo XVI, fue siempre conocida como el caminillo o camino Real, pues más que calle fue, durante casi toda su existencia, precisamente eso, un camino. Por diversos documentos de la Contribución Territorial de 1910 se sabe que a principios del siglo XX era denominada calle de las Maravillas (sin que se sepan las razones). Sin embargo, no aparece con ese peculiar nombre en ninguno de los padrones de vecinos o parroquiales que se conservan. En sesión de 15 de mayo de 1903, y a petición de los “propietarios de las casas recién construidas al sitio de las Morerillas y Camino Real”, el concejal don Jesús de Grimarest propuso que se rotulase a esta calle con el nombre de Nuestra Señora del Carmen, propuesta que quedó aprobada por unanimidad de votos. Esta sería su primera denominación oficial. Proclamada la II República en 1931, el nuevo consistorio republicano cambia el nombre por el de Joaquín de Grado, en homenaje a este destacado comunista madrileño. Pero en 1937, al inicio de la Guerra Civil, recuperó su anterior nombre, manteniéndolo hasta la actualidad.

¿SABÍAS QUE… ? Se podría denominar a esta calle Nuestra Señora del Carmen como la ‘calle de las huertas’, por los múltiples recreos y huertas que a ella se abrían a principios del siglo XX. Entre esas huertas estarían: la de San Pedro, popularmente conocida como la huerta de Palacios; la de Nuestra Señora de Valme, propiedad de don José Solares y situada donde después se alzaría el almacén de León y Cos; la huerta de Castro; la huerta del Rey o de San Agustín, de don José de la Lastra; y la huerta de la Torre, la única que hoy se conserva.

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí