San Sebastián y Dos-Hermanas

El Patrón “oficioso” de nuestra ciudad.

0
198
san sebastián

Como es bien sabido, San Sebastián Mártir (cuya festividad se celebra el 20 de enero) es uno de los Santos protectores de las epidemias y pestes, junto a San Roque y a Santa María Magdalena. Por eso, es frecuente encontrar ermitas o iglesias dedicadas a este Santo en todas las poblaciones, sobre todo a las afueras. Y Dos-Hermanas no será una excepción.

Además, una tradición que ha llegado hasta nuestros días afirma que San Sebastián es el Patrón de nuestra ciudad, aunque este punto aún no ha sido confirmado por los documentos. Si bien, en las actas capitulares y en otros documentos como protocolos notariales o registros sacramentales, se nombra a Santa Ana como “Patrona de la villa”, no ha aparecido todavía documento que recoja tal título para San Sebastián. En cualquier caso, lo consideraremos como patrón “oficioso” de Dos-Hermanas.

La devoción hacia San Sebastián en nuestra localidad se remonta, por lo menos, al siglo XVI. En aquella centuria, los nazarenos se vieron afectados por innumerables epidemias, por lo que no dudaron en acudir a este Santo en busca de protección. Aquella devoción se materializó en la construcción a fines de la década de 1550 de la actual capilla de San Sebastián, bendecida en noviembre de 1567. Pero no fue el único templo dedicado a este Mártir que se construyó en suelo nazareno. En la aldea del Rincón de Hernando Ibáñez, situada en el término de Dos-Hermanas y de la que ya hemos hablado con anterioridad, se construyó una iglesia también puesta bajo la advocación de San Sebastián.

Además se materializó esa devoción en las muchas misas que se le dedicó tanto en la parroquia de Santa María Magdalena como en su ermita (ubicada en tiempos pasados en las afueras de la población) el día de su festividad. Así ocurrió, por poner unos ejemplos, en 1756, 1759, 1802 (celebrándose, además, una novena), 1803, 1806, 1817 y 1837. También se le cantó una misa el 13 de diciembre de 1854, durante la epidemia de cólera de aquel año.

Hoy en día, se conserva una imagen de este Santo Mártir en una sencilla hornacina situada en el lado de la Epístola del presbiterio de la histórica capilla que lleva su nombre. Fechada en el siglo XVI, presenta a San Sebastián en su tradicional iconografía, esto es, atado a un árbol, asaetado y con la mirada puesta en el cielo.

SABÍAS QUÉ…  El 14 de enero de 1789 se celebraron en la parroquia de Santa María Magdalena solemnes honras fúnebres por el eterno descanso del “Señor don Carlos Tercero, Rey que fue de España”, fallecido en Madrid el 14 de diciembre del año anterior.

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí