Los fallos defensivos volvieron a jugar una mala pasada

El At. Dos Hermanas cierra la temporada con derrota en casa ante el Camino Viejo.

0
31

El At. Dos Hermanas cerró su temporada en 2º Andaluza con derrota en casa, al perder en el Estadio Miguel Román, con poca afluencia de público, ante un Camino Viejo ya ascendido de categoría y que se impuso por 3-5. Aunque los locales perdieron por errores propios y eso que comenzaron el partido dominándolo, pero fueron los visitantes los primeros en adelantarse en el marcador en el minuto 8, cuando Cansino puso el 0-1.

El Dos Hermanas se vino arriba y tuvo varias ocasiones de gol, pero habría que esperar al minuto 32, cuando Edu Brenes batió al meta visitante Casado poniendo el empate a uno con el que se llegaría al descanso.

En la segunda parte los nazarenos empezaron apretando con buenas jugadas y oportunidades de mucho peligro. Y así ocurrió en el minuto 60 cuando Ángel marcó el 2-1 y cuando parecía que esta iba a ser la reacción del Atlético, cinco minutos más tarde el Camino Viejo empató la contienda con tanto de Daniel Gómez. Los locales tenían ganas de agradar a su público y no tardó mucho en volverse a adelantar cuando su goleador Carlos puso el 3-2.

Pero de manera incomprensible, las tornas cambiaron por los fallos defensivos del Dos Hermanas y el nerviosismo del joven portero local, Sergio Parrales. En 16 minutos el Camino Viejo le dio la vuelta al partido con goles de Durán, Castaño y Cansino, que puso el definitivo 3-5.

De nuevo, en un partido dominado, los fallos defensivos provocaron que la victoria se le esfumara al At. Dos Hermanas. Cerrando una temporada en la que tuvieron en las manos el ascenso de categoría, pero lo perdieron, como los partidos en casa ante rivales, de entrada, más inferiores. La plantilla, confeccionada con solvencia por el club, no dio la talla y ahora hay que pensar en lo que se hizo bien y lo que se hizo mal.

2º Andaluza Atlético Dos Hermanas y Camino Viejo

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí