Cabeza de playa

Marcos 9, 2-10

0
4

CABEZA DE PLAYA es una táctica militar que consiste en alcanzar la costa de la zona que se quiere conquistar y asegurarla para que puedan desembarcar los refuerzos para comenzar un ataque ofensivo. El 6 de junio del 44 el ejército aliado desembarcó en Normandía para vencer al horror nazi. Después llegaría la liberación de los países de Europa y de los prisioneros de los campos de concentración.
Jesucristo es nuestra cabeza de playa. Su vida y su mensaje, sus milagros y la acogida de su mirada, su cercanía y comprensión con los pobres y los pecadores, nos muestran el rostro de Dios. Los discípulos lo intuían, por eso lo habían dejado todo para seguirlo; pero en el Tabor, Pedro, Juan y Santiago lo vieron transfigurado, mostrando la verdadera figura de su ser. En el Tabor Jesús ya sabía que su misión era mostrar que el amor del Padre para con nosotros no tiene límites. Jesús pone la cabeza de playa del Reino en el Tabor y lo conquista para nosotros el domingo de Resurrección.

Cuando los discípulos contemplan cómo la luz que brota de Jesús es capaz de barrer toda tiniebla, ya no pueden tener dudas de que él es el enviado de Dios.

Es muy importante que cada creyente tenga su Tabor, esa experiencia en la que nos vemos inundados del amor de Dios y que le da sentido a toda la vida. Y tu Tabor, ¿cómo se llama?

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí