Un paso más, un obstáculo menos

0
7

El 4 de octubre se publicaba en el BOJA la Ley de los Derechos y Atención sobre las Personas con Discapacidad. Una Ley que implementa en su mayoría la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, en la que España es partícipe desde el 2008.
Con esta Ley serán beneficiadas unas 720.000 personas en Andalucía y cuenta con una memoria económica de 1.300 millones de euros anuales. La Ley salió adelante con el voto a favor de PSOE, Ciudadanos y Podemos, la abstención de IU y con el voto en contra de los parlamentarios del PP.

Esta es una Norma que abandona el antiguo enfoque biosanitario–rehabilitador para pasar al que propone la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con diversidad funcional. Un enfoque social centrado en el individuo, que posee unos derechos inherentes que le corresponde como ser humano y que antes de la Convención y de esta Ley le eran negados. Que solo se centraban en su discapacidad y ahora se les ofrece un modelo para potenciar sus capacidades; así como en el entorno educativo, social, laboral y familiar. Todo ello, con el objetivo de que puedan formar parte de la sociedad andaluza.

Si algo tenemos que destacar de la Norma publicada es el desarrollo de la figura del asistente personal. Este desarrollo marcará un antes y un después de muchísimas personas con algún tipo de diversidad funcional; ya que la asistencia personal supone el empoderamiento total de la vida del individuo, sin depender de la buena voluntad de los familiares, en su mayoría mujeres, que tienen que abandonar el mercado laboral. Pero también supone que la persona sea dueña de su propio tiempo, de poder decidir cuándo entrar o cuándo salir, de poder asistir a su lugar de trabajo, de poder participar de su vida social.

- Publicidad -

Todo supone una dignificación de la vida de personas que en su mayoría no podían desarrollarse personal y profesionalmente para aportar algo de lo que carecía la sociedad: la inclusión plena de personas sin minusvalorar su condición física. Porque todo esto es mucho más que unos derechos, son unas necesidades que antes no estaban atendidas.
Este hito supone un importante logro; y Juventudes Socialistas Dos Hermanas siempre se situará a la vanguardia de tales demandas, de tales derechos, pero sobre todo de libertades que en todo este tiempo atrás les han sido negadas a un colectivo por un modelo de vida que permitía la discriminación.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí