La injerencia arbitral jugó una vez más en su contra

0
1
- Publicidad -

La Rociera salda su choque ante el Sevilla C con un empate aunque por méritos mereció ganar

Por lo general, los colegiados no están beneficiando esta temporada el papel de la Rociera. Esta semana pudo comprobarse de nuevo en el partido de los auriazules ante el Sevilla C que se resolvió en empate a uno, y que pudo haberse resuelto completamente a favor de los nazarenos de no haber intercedido una demasiado notable mano arbitral.

El partido comenzó con un toma y daca entre ambos equipos en una encarnizada lucha por hacerse con el centro del campo. La Rociera, que cerró muy bien sus líneas, no dejó ni un sólo resquicio a los sevillistas. Su buen control inclinó la balanza de su lado, consiguiendo adelantarse en el marcador con un gol en propia puerta cometido por Rafa, sobre quien dio un centro efectuado por Gordi.

- Publicidad -

El Sevilla C saltó como un resorte tras este gol, pero se topó con una Rociera bien dispuesta y muy peligrosa en las contras. En un saque largo de puerta de Rivas, Villalón tuvo en sus botas la posibilidad de sorprender al meta contrario, aunque el linier marcó fuera de juego cuando en un saque de puerta no hay fuera de juego.

Poco antes de llegar al descanso Gordi contó con dos serias ocasiones de gol. En una estrelló el balón contra el larguero y en la otra, le robaron el esférico justo delante de la portería.

El incremento de temperaturas hizo mella en el partido. Las fuerzas de los rocieros flaquearon, algo que aprovecharon en las filas del conjunto rojiblanco, en connivencia con el árbitro y el propio banquillo del filial nervionense, al que se le consintió todo.

A la Rociera le fueron expulsados el delegado, el masajista y Fran Ruiz, a quien le mostraron dos cartulinas amarillas: la primera, muy justa, aunque la segunda la vio sin justificación.

Para colmo, el jugador rociero Sol recibió una dura entrada sin ser sancionada, lo mismo que le sucedió a Guti, robándole el balón Girón, que de un trallazo consiguió sorprender a Rivas e igualar la contienda en el minuto 81.

La Rociera mostró méritos más que sobrados para hacerse con el triunfo, pero la nefasta actuación del trío arbitral dio al traste con las pretensiones del equipo nazareno.

El cuadro auriazul recibirá este domingo, a las 12:00 horas, al Cádiz B, último clasificado.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí