Una ley para los jóvenes

0
1
- Publicidad -

España avanza ya por la senda de la recuperación, al parecer de manera imparable y a buen ritmo. Eso es, al menos, lo que anuncian los miembros del Gobierno siempre que tienen ocasión. Es posible que algunos indicadores económicos hayan mejorado; sin embargo, la gran mayoría de españoles sigue caminando por una senda que únicamente lleva al desempleo o al trabajo precario.

Los últimos datos del paro confirman que en muchos hogares la situación está muy lejos de mejorar. Miles y miles de puestos de empleo se perdieron el pasado mes de septiembre, y los que se crearon son altamente inestables y con unas condiciones laborales muchas veces intolerables. Trabajar por horas, un par de días a la semana o sin contrato laboral es una opción a la que se ven abocados a recurrir muchos parados.

El paro es un drama que nos afecta a todos sin distinción, pero que es especialmente preocupante en determinadas franjas de edad. Una de ellas, la más alarmante, es el paro entre los jóvenes, que sobrepasa el 50%. En algunos medios de comunicación se habla del aumento de los “ninis”, es decir, de aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan. Pero la situación no es exactamente así, pues son muchísimos los jóvenes que no consiguen encontrar un empleo pero tampoco tienen dinero para seguir con su formación académica.

Esto lleva a una situación de desesperación que hace que muchos jóvenes, la mayoría altamente cualificados, hayan metido todas sus ilusiones en una maleta y hayan puesto rumbo a otros países en los que empezar de cero.
Para intentar atajar este problema, y ante la pasividad del gobierno central, la Junta de Andalucía aprobó hace unos días el anteproyecto de la futura Ley de la Juventud.

Esta ley pretende fomentar la participación activa de los jóvenes en la sociedad y fomentar medidas que favorezcan su emancipación. Asimismo, esta nueva norma incluirá medidas que favorezcan el retorno de todas aquellas personas que se han visto obligadas a buscar trabajo fuera de nuestras fronteras, un plan de creación de empleo, las ayudas a la formación y ayudas para el acceso de viviendas.

Esta ley pretende hacer que los problemas de los jóvenes sean un asunto prioritario.

Hay que tener en cuenta que el 20% de la población andaluza son jóvenes de entre 14 y 30 años, así que alrededor de 1,6 millones de andaluces y andaluzas podrían beneficiarse de las medidas que incluirá esta ley.

Desde Juventudes Socialistas de Dos Hermanas valoramos muy positivamente este anteproyecto de ley. Creemos que estas medidas deben empezar a ponerse en marcha cuanto antes, ya que los jóvenes son uno de los colectivos más afectados por la crisis.

No podemos dejar perder una generación como la nuestra, una de las más preparadas y más altamente cualificadas. Aquí, para muchos de nosotros, no hay oportunidades.

Si no encontramos trabajo nunca podremos dejar la casa de nuestros padres, nunca podremos formar una familia, ni siquiera podremos hacer frente a nuestros gastos diarios. El Estado ha invertido mucho en nuestra educación y no puede abandonarnos a nuestra suerte.

Sin embargo, no debemos olvidar que los jóvenes no son los únicos que sufren la crisis. No debemos olvidar a otros colectivos que también lo pasan mal como los mayores de 45 años, las familias monoparentales o los hogares en los que todos sus miembros están en paro. Los planes de fomento de empleo deben ser una prioridad y deben ir dirigidos a todos aquellos que busquen un empleo y no consigan encontrarlo.

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí