La corona se queda en casa

0
3
- Publicidad -

2501La Rociera vence por 2-0 al Antoniano y retiene el liderato

Apenas un cuarto de hora. Ese fue el tiempo que necesitó la PD Rociera para marcar dos goles (los únicos del partido) y ampliar su liderato frente a un visitante de peligro y que prometía un encuentro de alto voltaje: el Atlético Antoniano, segundo clasificado, y que de haber ganado el partido, le hubiera arrebatado al cuadro nazareno la primera plaza.

Y desde luego el choque prometía emociones. El conjunto lebrijano vino hasta Dos Hermanas a por todas, pero se dio de bruces con una Rociera superior. Así se confirmó en el arranque del juego. Tan sólo le bastaron tres minutos a los de David Fernández ‘Powi’ para confirmar su superioridad. Gordi, de córner, le puso en bandeja al defensa Lorca el primero de la mañana.

Este primer tanto en contra cayó como un jarro de agua fría sobre los visitantes. Con el rival un tanto noqueado, la Rociera pisó el acelerador y fue a por todas: había que ampliar la distancia en el marcador. Dicho y hecho. En el 16, de nuevo con un lanzamiento de córner, esta vez obrado por David Antón, y repitiendo la misma posición de remate que en el primer gol, junto al segundo palo, Chiqui Carmona, de un testarazo, le endosó el segundo a los pupilos de Antonio Jesús Falcón.

El 2-0 no fue argumento para que la Rociera se durmiera en los laureles. Había que ir a por más. Y casi lo consigue Miguelito. La reacción de los lebrijanos se hizo esperar y llegó tras las órdenes del técnico visitante de que su equipo se lanzara al ataque. El jugador Resumi tuvo el peligro en sus botas, aunque un ágil Álex supo atajar sus pretensiones, llegando así el partido al descanso.

El tiempo de receso en el juego le sirvió al Antoniano para replantear su papel en el partido. Cambiaron el chip y lo demostraron tras la reanudación del juego: se lanzaron en tromba sobre el área pequeña de la Rociera. Aunque querer es poder, y el plantel lebrijano quiso pero no pudo crear peligro ante la meta defendida por Álex.

Por el contrario, sí lo consiguió la Rociera. Y en concreto uno de sus puntales: Gordi. Ciertamente, el delantero nazareno casi a punto estuvo de convertir lo que restaba de partido en tú a tú entre él y Oliver, cancerbero visitante y auténtico salvador de su equipo, ya que rechazó los tres fuertes y peligrosos disparos del jugador rociero que iban directos hacia las mallas de su portería.

De este modo se resolvía el esperado encuentro entre los dos primeros de la tabla, y en el que el Antoniano, por últimas, tan sólo acertó a dar patadas y en el que también tuvo un destacado papel el colegiado, el malagueño Hidalgo Oliver, que mostró dos amarillas a la Rociera y cuatro al equipo de Lebrija, que se quedó sin el jugador Ricardo en el 95 al acumular su segunda cartulina.

Tras esta victoria, que le da una renta de cinco puntos respecto al siguiente en la tabla, la Rociera visita esta semana al San Juan, un peligroso anfitrión que ha vencido esta semana por la mínima (0-1) al San José.

 

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí