Manifiesto del Consejo Local de Izquierda Unida

    0
    2
    - Publicidad -

    La situación política actual de nuestra ciudad es preocupante, fundamentalmente para todos los que perseguimos una necesaria regeneración democrática y otra forma de gobernar. La encuesta publicada por el Correo de Andalucía recientemente, aunque no rigurosa desde un punto de vista científico, por su parcialidad y sobre todo por su ficha técnica, marca sin embargo una tendencia que no podemos ignorar si queremos ser objetivos y sinceros con nosotros mismos y con la ciudadanía de Dos Hermanas. El PSOE va camino de revalidar su asfixiante dominio consolidando su mayoría absoluta y su hegemonía, arrinconando a los dos grupos políticos que se resisten, PP e IU, y la posibilidad de borrar del mapa a los más minoritarios, a los que no se les dejaría ningún espacio institucional.

    Esta previsión nos lleva, desde nuestro inconformismo, a unas conclusiones que queremos compartir con todos los que se reclaman de la izquierda o que se sitúan claramente a la izquierda del PSOE, por lo que desde nuestro propio convencimiento, con la convicción de que las inhibiciones favorecen al más fuerte, por la imperiosa necesidad de recuperar la salud democrática perdida, proponemos:

    1º La conformación de una alianza social, ciudadana y política, como única posibilidad de contribuir a quebrar esta dinámica, de cara a las próximas elecciones en defensa de una Democracia Participativa, de un modelo de ciudad distinto, más acorde con los intereses ciudadanos, y sobre todo de un modelo de gestión diferente y más transparente, que abra las puertas del Ayuntamiento y lo sitúe más cerca y dé un mayor protagonismo a las mujeres y a los hombres de Dos Hermanas, así como a los jóvenes y a los mayores, al movimiento ciudadano, a los agentes sociales, sindicatos y empresarios locales, así como al movimiento cultural.

    - Publicidad -

    2º Para ello, Izquierda Unida propone un candidato joven, Manuel Lay Begines, que encaja perfectamente, por su estilo dialogante y abierto, por su talante, por su trayectoria personal y por sus propias convicciones éticas y políticas, en el perfil de estas necesidades.

    3º Por ello Izquierda Unida realiza un llamamiento, plantea una Convocatoria a todas las personas, hombres y mujeres para contribuir, no solo al fortalecimiento organizativo de esta formación, sino sin pertenecer a ella, a movilizarse y a participar de una forma activa en la elaboración del programa que el futuro grupo municipal se comprometerá a defender y que será, de hecho, el futuro nexo de unión para los progresistas de Dos Hermanas, frente a la prepotencia creciente, la autosuficiencia, la política clientelar y falsamente iluminada de la jerarquía socialista.

    Dos Hermanas, 17 de julio de 2006

    Intervención de Manuel Lay sobre el Manifiesto

    Lo que se está proponiendo con este manifiesto es mucho más que la apuesta electoral de Izquierda Unida. Este manifiesto tiene como objetivo no sólo la conformación de una nueva mayoría que adelante por la izquierda en Dos Hermanas a partir de las elecciones municipales del año próximo. Lo verdaderamente importante de este mensaje que queremos dar hoy aquí es que no se trata de echar a un partido y poner a otro, sino de cambiar y modernizar la forma de gobernar en nuestra ciudad:

    1. PONIENDO EN PRÁCTICA LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA como forma de gobierno, es decir, impidiendo que sean los que gobiernan quienes decidan qué es lo mejor para Dos Hermanas, por el simple hecho de haber sido elegido cada cuatro años y que sean las personas, a través de mecanismos de participación ciudadana, las que se impliquen en el día a día. Tienen que ser las personas las que construyan esta ciudad, las que obliguen al ayuntamiento a tomar las decisiones, las que impidan que unos cuantos decidan gastarse 6.000 millones de pesetas en el hipódromo.

    2. HACIENDO UNA POLÍTICA TRANSPARENTE, DE LIBROS ABIERTOS, donde cualquier persona pueda saber qué se está haciendo, cuánto cuesta, a quién se contrata y por qué se contrata siempre a los mismos.

    3. APLICANDO UNA POLÍTICA DE "ENCHUFE CERO". Todo el mundo tiene derecho a un trabajo digno. Por tanto, todo el mundo tiene también derecho a conocer los nombres y apellidos de las personas que se contratan en el ayuntamiento.

    4. ABRIENDO LAS PUERTAS DE LA ALCALDÍA. Hay que recuperar la política de puertas abiertas que puso en práctica el primer alcalde, el más querido por los nazarenos y nazarenas, Manuel Benítez Rufo.

    5. HACIENDO UNA POLÍTICA HUMANA, es decir dando prevalencia a las necesidades reales del as personas, y no gastándose el dinero en una enorme avenida que lleve hasta el hipódromo y sí en educación, en atención a las personas mayores, en atención a las personas con discapacidad, en transportes públicos, en la juventud, en que nos sintamos orgullosos de una ciudad donde se pueda ir por una calle sin atascos, etc.

    Hay otra cosa que está en el espíritu de este manifiesto y que se deriva de él. La regeneración democrática que proponemos no podemos hacerla sólo desde IZQUIERDA UNIDA. Nosotros sólo somos un instrumento.

    Que quede claro que no estamos pidiendo que la gente entre en Izquierda Unida, sino que se sumen, que sean los ciudadanos y ciudadanas de Dos Hermanas los verdaderos protagonistas de esta regeneración democrática:

    1. Contribuyendo a la elaboración de un modelo de ciudad más amable y humano.

    2. Siendo parte activa en el motor de cambio que proponemos.

    A partir de ya vamos a convocar a las personas, tanto a título particular como formando parte de los muchos movimientos sociales que existen en Dos Hermanas, para que vean en Izquierda Unida un vehículo donde poner en marcha proyectos de progreso para una Dos Hermanas del siglo XXI. Convocamos, por tanto, a toda la gente que se considere progresista; también a votantes del PSOE que piensen que se pueden hacer mejor las cosas. Convocamos a gente desencantada con la política, para que vuelvan. Convocamos a cristianos de izquierda, a andalucistas de izquierda, a ecopacifistas, a todas aquellas personas que piensen que la política está para servir a los intereses de los demás y no a los propios.

    Esta convocatoria la hacemos hoy aquí, y estamos convencidos de que dará sus frutos a partir de septiembre.

    Y que quede claro: no es una convocatoria sólo para las elecciones municipales del año próximo. Es una apuesta de futuro, donde estamos convencidos de sumar a la mayoría social de Dos Hermanas, una mayoría que, sin duda, va a transformar las formas de convivencia y de hacer política en nuestra ciudad.

    Lo que proponemos no es una utopía, y estamos dispuestos a demostrarlo. Las personas, los hombres y las mujeres de Dos Hermanas, tienen que mojarse. Que nadie piense que esto es imposible, que nadie dé por hecho que todos vamos a hacer lo mismo, porque nosotros vamos a dar la cara.

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí