- Publicidad -
Inicio Tramo cofrade Patrimonio Inmaterial para elementos identitarios de la Virgen de Valme

Patrimonio Inmaterial para elementos identitarios de la Virgen de Valme

La hermandad ha aprobado este reconocimiento para el Coro de Valme, las flores de papel, la Sabatina, la iconografía de la Virgen y su carreta, así como los caballistas y amazonas.

0
patrimonio inmaterial
- Publicidad -

En el Cabildo General celebrado por la Hermandad de Valme, y como última iniciativa de la actual Junta de Gobierno, se propuso y aprobó por unanimidad el reconocimiento como patrimonio inmaterial de una serie de elementos que forman parte del gran acervo creado en torno a la devoción a la Virgen de Valme. Todos ellos, informan desde la hermandad, reúnen los requisitos de ser expresión identitaria y cultural de una forma de sentir y vivir en torno a la Protectora de Dos Hermanas.

Son seis los elementos reconocidos por esta corporación como Patrimonio Inmaterial, aunque podrán ser ampliados en el futuro, si así se estima conveniente.

- Publicidad -

1º- El Coro de Valme, sus letras, autores e interpretaciones: El Arte de Cantar a Valme, lo que conlleva la identificación y reconocimiento del patrimonio musical popular originado en torno a la devoción a la Virgen de Valme. Expresiones orales plasmadas en infinidad de composiciones y creaciones, muchas de las cuales no están registradas en grabaciones y soportes sonoros, por lo que es necesaria su catalogación. En este sentido, y como punto de partida, se toma el trabajo de investigación realizado por Ángela Lozano Díaz, del Grado en Historia y Ciencias de la Música, que fue presentado y defendido en la Universidad de Granada, bajo el título La música de la Romería de Valme en la actualidad.

2º- Las flores de papel rizado, la forma de hacerlas (su técnica) desde la resma de papel de seda hasta el ensartado en los alambres. La creatividad e inspiración de los exornistas, plasmados en los diseños y elementos utilizados para engalanar estas obras de artesanía popular. El Arte de Hacer Carretas y Galeras de Valme, con identificación de quiénes han sido y son los exornistas más destacados a lo largo del tiempo, por su contribución a la estética y a la plástica de nuestra Romería.

3º- La iconografía actual de la imagen de la Virgen, los elementos que componen su atavío (el manto, la toca, la corona, el sillón o jamuga); el modo heredado de vestirla a través del reconocimiento e identificación de la figura de las camareras, que han transmitido este saber de unas a otras a lo largo del tiempo, y en particular desde 1920 –fecha del estreno del manto de castillos y leones– a la actualidad. El Arte de Vestir a la Virgen de Valme.

4º- La Felicitación Sabatina, como acto de culto semanal en honor de la Santísima Virgen en el día a Ella dedicado. Su origen se remonta al año 1952, por iniciativa del entonces párroco, José Ruiz Mantero, y se ha mantenido a lo largo del tiempo como una costumbre con un rito y ceremonial propios, que incluye oraciones, súplicas y cantos dedicados a nuestra Protectora, entre ellos las tres Ave María de Valme (con letra de Lamarque de Novoa) y el himno Gloria, gloria a Ti, Virgen de Valme (compuesto por el reverendo Juan Miguel Rivas de Dios).

5º- El exorno de la carreta de la Virgen, la forma de ornamentarla y los elementos definitorios de su adorno y fisonomía: las flores rizadas que combinan el blanco con otro color cada año, las columnas y frisos de tuya, las canastas de nardos, los bueyes típicamente enjaezados con sus frontiles, fajas y collares; así como la característica indumentaria de los carreteros o boyeros. Reconocimiento y protección de su singular estética, así como la identificación de quienes han sido los encargados de crear y desarrollar el exorno de la carreta a lo largo de la historia, desde el año 1922 en que comienza su impronta actual con la figura de Diego Justiniano Lamadrid.

6º- La figura de los caballistas y amazonas de Valme, su presencia en el cortejo de la Romería desde los inicios de la misma, la esmerada preparación de los caballos que tradicionalmente han participado en ella, con elementos característicos como monturas y cabezadas vaqueras, mosqueros de seda, cerda o cuero, crines y colas trenzadas; así como el perfecto atuendo de los jinetes, con traje corto, sombrero de ala ancha, zahones o polainas, y el particular marsellés que abriga y adorna la silla de montar; e igualmente la exquisita pulcritud de las amazonas, en cuanto a la forma de vestir y montar, contribuyendo todo ello al engrandecimiento de la Romería de Valme. El Arte de Acompañar a la Virgen a Caballo.

Todos estos elementos responden a la definición de Patrimonio Inmaterial de la UNESCO, como “conjunto de valores o bienes culturales acumulados por tradición o herencia”, expresivos de “un modo de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico en un época o grupo social”. El propósito que ha impulsado la adopción de este acuerdo es, en palabras citadas por el Hermano Mayor, Hugo Santos Gil, “proteger para no perder; conservar para engrandecer; reconocer para seguir creciendo”.

- Publicidad -

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil