- Publicidad -
Inicio La Opinión Cartas a la redacción La educación, motor de la justicia social

La educación, motor de la justicia social

0
- Publicidad -

En un momento como el actual en el que desde algunos sectores no sólo se habla de crisis económica si no de valores, la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC) es más necesaria que nunca. Una asignatura cuyos objetivos, recogidos en el Real Decreto 1631/2006 por el que fue aprobada, son favorecer el desarrollo de personas libres e íntegras a través de la consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad y la responsabilidad para formar así ciudadanos y ciudadanas que al igual que sus derechos conozcan sus obligaciones y desarrollen hábitos cívicos.

En base a estos objetivos, EpC debería contar con el apoyo de todos los sectores de la sociedad pues intenta inculcar valores cívicos a los alumnos y alumnas actuales para formar ciudadanos y ciudadanas responsables para el futuro.

- Publicidad -

Pero no es así, desde que comenzó su andadura ha contado con la férrea oposición de los sectores más conservadores de la sociedad española, la derecha mediática y política, representados por el Partido Popular, argumentando que esta asignatura representa una grave amenaza por su carácter totalitarista y laico además de ser inútil. Y es que esta asignatura parte de una premisa que levanta ampollas entre los sectores más reaccionarios: la diversidad. Ideas como matrimonio homosexual, familias no formadas por un padre y una madre o interrupción voluntaria del embarazo, todas ellas sustentadas en valores democráticos hacen temblar a aquellos que están asentados en el inmovilismo.

En cambio, el PSOE de Andalucía, con su Secretario General a la cabeza, ha entendido que el camino marcado por EpC es la senda que hay que seguir y que no debe quedarse en una simple asignatura, sino que debe trasladarse al plano práctico por lo que lanza la idea de la Economía de la Igualdad. Esta fórmula parte de la premisa de que la igualdad ante la ley es insuficiente mientras exista desigualdad en las condiciones de vida de la ciudadanía. La convivencia democrática debe asentarse sobre la base de la dignidad común de toda la ciudadanía en igualdad de derechos.

Por lo que debe ser una de las tareas principales de la política buscar esa igualdad y el PSOE andaluz ha asumido el compromiso de conseguir la igualdad social, entendiendo que esta batalla no se puede ganar si no se logra una economía justa y sostenible. Y esto sólo se consigue desde las instancias políticas ya que los mercados son insensible a las injusticias sociales. Por todo esto debemos defender el valor educación como camino ineludible en la consecución real de una sociedad más justa, que cree en sus hombres y mujeres y que reivindica que la Economía debe estar al servicio de la ciudadanía y su igualdad.

 

- Publicidad -

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil