- Publicidad -

Con unas previsiones oficiales de la Agencia Estatal de Meteorología que hablaban de un 80% de probabilidades de lluvia entre las 17:00 y las 22:00 horas y del 60 a partir de las 23:00, la decisión de la Hermandad de Pasión este Martes Santo estaba clara.

La junta de gobierno tomó una decisión unánime, sin retrasos, a la hora prevista para la salida y era la de no realizar estación de penitencia. La lógica se impuso al sentimiento de poder ver en la calle a sus Titulares. Ya que, cuando pasaban unos minutos de la cinco de la tarde, en las cuentas oficiales de la corporación de Las Portadas se anunciaba ya la decisión.

Ya no había vuelta a atrás, las bandas de música de San Juan Evangelista y Santa Ana, que esperaban en la puerta, abandonaban el exterior de la capilla, mientras que el público allí congregado esperaba la apertura del templo para ver a los Sagrados Titulares. Para eso tendrían que esperar una hora, hasta las 18:00, cuando se abrieron las puertas. Antes, fue el cortejo, tanto nazarenos como costaleros los que fueron abandonando el templo.

- Publicidad -

El Cristo de Pasión iba a estrenar para la ocasión una nueva corona de espinas en madera de cedro y candelabros de guardabrisa, también de madera. Lucía la túnica bordada e iba a caminar sobre un monte de claveles sangre de toro.

Lilium y rosas blancas de pitiminí exornaban el palio de la Virgen del Amparo para este Martes Santo, en el que no ha podido procesionar por las calles de Dos Hermanas. Además, en su candelería, se habían colocado tres cirios votivos. Uno de ellos por la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer, otro por el Centro de Orientación Familiar y un tercero por las personas fallecidas. El primero con el lema Memorias para la vida, el segundo, Dios con las familias y el tercero, Ángeles de Pasión.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí