- Publicidad -

El pasado día 21 de febrero, Francisco L. Alba Claro fue elegido nuevo presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías. A sus 47 años, lleva 12 implicado con esta organización, desde que entró en junta con su tío Leoncio Alba. Desde entonces ha ocupado los cargos de secretario segundo y primero.

¿Qué le motivó a involucrarse hace 12 años en el Consejo de Hermandades?
Fue por mi tío Leoncio Alba, que era presidente en ese momento y yo trabajaba con él en el comercio familiar. El secretario primero dejó su cargo y el secretario segundo lo cubrió, por lo que necesitaba uno nuevo. Como no encontraba a nadie, mi tío me lo propuso a mí, que era secretario primero de la Hermandad del Rocío de Dos Hermanas, y le dije que sí.

Y ahora, ¿qué le ha movido a dar el paso y ocupar su presidencia a Francisco L. Alba?
Siempre me ha gustado trabajar en la sombra y no como cabeza visible de una junta o un grupo. Desde que acabó la legislatura del anterior presidente, ha habido una laguna de cuatro meses en los que no se presentó candidatura. En una reunión de trabajo con el párroco Manuel Sánchez de Heredia, presidente en funciones, y yo como secretario, le propongo mi intención de presentarme y recibí su aprobación. Además, se lo comenté a todas las hermandades y me dieron un masivo apoyo, por lo que es cuando me animo y decido presentarme.

- Publicidad -

¿Cuáles están siendo sus primeras acciones como presidente?
La anterior junta superior terminó su mandato en septiembre de 2021 y desde entonces fueron fechas de poca actividad, centrados en la convocatoria de elecciones. Ahora estoy ya volcado de lleno con las hermandades, con el montaje de la carrera oficial y todo lo que rodea la Semana Santa.

¿Podría decir los principales retos a los que se enfrenta en este mandato?
Sobre todo, intentar aunar a las hermandades en torno al consejo y hacerles ver la credibilidad de este órgano para todo lo que les concierne. Por otro lado, queremos reestructurar la carrera oficial, entre otros asuntos.

“Siempre he sido de trabajar en la sombra, pero nadie se presentaba”

¿Se han quedado pendientes proyectos de la anterior junta superior?
Hay varios asuntos que seguir perfilando, como he dicho, pero estos dos años de pandemia han hecho mella y hay que volver a retomarlos.

¿Algún proyecto que le gustaría llevar a cabo en este mandato a Francisco L. Alba?
A corto plazo, no tengo ningún proyecto, aunque hay varias cosas que necesitan de un cambio, sobre todo la carrera oficial. En principio vamos a seguir como estábamos e iremos viendo como evoluciona la situación.

¿Cómo es el equipo que le acompaña en esta junta superior?
He intentado contar con personas del mundo de las corporaciones de penitencia y gloria, con las que me unen una buena relación personal. Desde mi punto de vista, creo que he conformado un equipo bueno, con gente muy experimentada en el mundo cofrade.

¿Cómo está viviendo los prolegómenos de esta Semana Santa, tras dos años sin procesiones?
Con mucha ilusión y ganas, a la vez que con incertidumbre. Dos años sin procesiones de Semana Santa han creado una laguna importante y ahora retomarlo cuesta trabajo.

¿Algún mensaje que quiera lanzar a los cofrades de Dos Hermanas?
Me gustaría decirles que disfruten todo lo que estos dos años nos ha quitado esta terrible pandemia, que aún no se ha ido. Por lo que hay que respetar las medidas de seguridad impuestas por los gobiernos, manteniendo el uso de la mascarilla. Pero, sobre todo, que hagan pública protestación de fe por las calles de nuestra ciudad.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí