- Publicidad -
Inicio Tramo cofrade Romería de Valme La ciudad se reencuentra con Valme en una multitudinaria peregrinación

La ciudad se reencuentra con Valme en una multitudinaria peregrinación

Las prisas por cumplir los horarios han marcado el peregrinar de ida y vuelta a la Ermita de Cuarto, con momento histórico en el Hospital de Valme.

0
- Publicidad -

La Plaza de la Constitución era un hervidero de gente minutos antes de que se abrieran las puertas de la Parroquia de Santa María Magdalena para que la Virgen de Valme se reencontrase con la ciudad. Cualquiera diría que era un Tercer Domingo de Octubre de romería de no ser porque el reloj parroquial marcaba las cinco de la mañana y la plaza no estaba inundada por el colorido de papel del cortejo de carretas de Valme.

Los sones de una representación de la Agrupación Musical Ntra. Sra. de Valme se encargó de ir animando el ambiente, interpretando el Ave Maria de Valme desde el campanario a media hora de que empezase todo. La Virgen aparecía ante los primeros vivas de sus fieles devotos estrenando un nuevo manto bordado en oro y sedas, que ha sido confeccionado a partir de una capa pluvial del siglo XIX. La labor de confección y adaptación ha sido realizada por Ana María Martínez Montaño. El encaje es reproducción de uno antiguo que se conservaba en el ajuar de la Virgen, y ha sido realizado en hilo de oro y hojilla por Alfonso Aguilar, artífice asimismo de la toca de sobremanto, que fue estrenada en la Romería de 2019.

- Publicidad -

La talla fernandina ha lucido las coronas de la Coronación Canónica, la rosa de oro donada por los hermanos Rafael Oños y su esposa Mercedes Gutiérrez, y la pulsera de su antigua camarera, Teresa Alonso, así como las llaves que en 1964 regaló la familia Aulet. Entre los exvotos del cojin, destaca un nuevo broche en forma de mascarilla, que ha sido realizado en oro de ley y donado por el orfebre nazareno Juan Lozano Pérez.

Carrera contrarreloj

Desde que la Virgen se pusiera en la calle en sus andas, adornadas por los tradicionales nardos blancos, la peregrinación se ha convertido en una carrera de fondo por cumplir los horarios estipulados, ya que ha tenido que hacer frente a una ingente masa de gente que desde las últimas horas de la madrugada han querido acompañar a Valme en su reencuentro con su Ermita de Cuarto, tras un año de ausencia. A las andas de la Protectora le costaba ir abriéndose paso entre un mar de gente, estando continuamente sobreescoltada por unos seis agentes a caballo de la Policía Nacional, que han convertido en toda una odisea acercarse a la Virgen.

Pasada las seis de la mañana, la comitiva dejaba atrás la ciudad y hacía su entrada en una Carretera Vieja oculta en la oscuridad de las últimas horas de la noche, mientras se iban a sucediendo los relevos de los devotos que han querido portar a Valme en esta jornada tan especial. Iluminada por dos candelabros de guardabrisa en la delantera, la Virgen se ha convertido en la luz de la ciudad de Dos Hermanas, tras un 2020 de sombras, que lo ha guiado en este peregrinar de la esperanza, pero desde la responsabilidad, ya que la inmensa mayoría de los peregrinos iba portando su mascarilla, siguiendo la recomendación de la hermandad.

A las ocho menos viente de la mañana la comitiva llegaba a Bellavista y comenzaba un itinerario por calles que no están acostumbradas a ver pasar a la Virgen de Valme un domingo de octubre normal de romería. Su destino, el Hospital de Valme, una de las citas claves de esta peregrinación al ser la primera vez que lo visitaba como homenaje a los profesionales sanitarios que han luchado en este último año contra el Coronavirus. Y fueron ellos precisamente los que han portado las andas de la Virgen por el pasillo central del hospital.

Momento histórico en el hospital

Médicos internistas, ginecólogos, intensivistas, rehabilitadores, de Urgencias, enfermeros, auxiliares de enfermería, celadores, administrativas, trabajadoras sociales, vigilantes de Seguridad o integrantes del equipo directivo han conformado las dos `cuadrillas´ de profesionales que han portado a la Virgen de Valme por el hospital al que da nombre su advocación mariana. De tal forma que un total de 20 profesionales, hombres y mujeres, han llevado sobre sus hombros a la imagen entre los jardines por la alameda del recinto hospitalario hasta la entrada principal y posteriormente devolverla a sus hermanos para continuar camino hacia su ermita.

El acto de la visita de la Virgen de Valme ha contado con la presencia de diferentes autoridades, como el delegado del gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Ricardo Sánchez; la delegada territorial de Salud y Familias en Sevilla, Regina Serrano; y el equipo directivo del Hospital Universitario de Valme encabezado por su directora gerente, Mª Jesús Pareja.

Desde el hospital sevillano se ha trasladado el agradecimiento a su hermano mayor, Hugo Santos, por la visita más aún en un contexto sanitario marcado por la complejidad de la pandemia. De tal forma, que el centro hospitalario ha hecho entrega de una ofrenda de flores a la Virgen que le da nombre mientras un grupo de profesionales devotos ha entonado el canto de unas sevillanas. Asimismo, la Hermandad ha hecho entrega de un ramo de flores en la capilla del centro hospitalario presidida por una fotografía de la imagen.

La misa de este Tercer Domingo de Octubre ha tenido lugar en la puerta de la Ermita de Cuarto, en una explanada repleta de silla, que fueron ocupadas por los devotos y peregrinos, en una homilia cantada por el coro de la hermandad y que ha estado retransmitida por Canal Sur Televisión. En representación del Ayuntamiento han acudido la delegada de Cultura y Fiestas, Rosario Sánchez, y el delegado de Movilidad y Limpieza Urbana, Antonio Morán Sánchez, que también estuvieron en la salida y entrada de la peregrinación.

Caluroso regreso a Dos Hermanas

El regreso a la ciudad de Dos Hermanas se ha iniciado pasada las 12:00 horas, con un sol ya de justicia, y siguiendo, prácticamente, el mismo itinerario por el barrio de Bellavista de los regresos de la romería. No podía faltar, en este retorno, la parada ante la Parroquia del Dulce Nombre o, ya en el camino, en la capillita de Los Merinales, donde no han faltado los cantos y vivas a la Virgen. También se ha parado las andas frente a la Residencia de La Paz, antes de hacer su entrada en la ciudad, cuando el reloj pasaba de las dos de la tarde.

Mucho público en las calles para presidir a la comitiva de la Virgen de Valme que buscó la Plaza de la Constitución por las avenidas de La Libertad y de Sevilla, entrando por una abarrotada Calle Ntra. Sra. de Valme, donde no faltaron las petaladas o la presentación en la casa hermandad de Santo Entierro. Cumpliendo prácticamente los horarios establecidos, pasada las tres de la tarde, la Virgen se despedía de su ciudad, entrando en la Parroquia de Santa María Magdalena y soñando con el próximo Tercer Domingo de Octubre y una nueva romería.

- Publicidad -

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil