- Publicidad -

Desde la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento se ha vuelto poner en marcha una nueva edición del Programa Escuela de Verano, apostando por un nuevo periodo estival lúdico y formativo.

El proyecto Nos divertimos aprendiendo comenzó el pasado día 6 y estará funcionando hasta el 20 de agosto en los colegios Fernán Caballero, Maestro Enrique Díaz Ferreras y San Fernando, como en años anteriores.

Estas escuelas están funcionando en horario de 9:30 a 13:00 horas, teniendo actualmente más de 200 niños y niñas con edades comprendidas entre los 6 y 12 años de edad.

- Publicidad -

Esta edición, explica la delegada de Bienestar Social, Lourdes López, se presenta “un tanto especial debido a la situación que estamos viviendo con respecto a la Covid-19, pandemia que aún no ha desaparecido de nuestro entorno ni de nuestra vida,y por lo tanto hay que velar porque estas actividades gocen de todas las garantías preventivas”.

Por ello, esta actividad se ha planteado con un protocolo y con las pertinentes medidas higiénico-sanitarias para ofrecer a las personas participantes de las Escuelas de verano “un espacio protegido en el que puedan disfrutar durante su estancia”.

El proyecto consiste en un programa dinámico de educación en valores, ocio y diversión, abierto al espacio comunitario y destinado a la población infantil y preadolescentes. Lo que se pretende es “ofrecer un amplio abanico de actividades de carácter lúdico, educativo, deportivo, cultural y social para la ocupación del tiempo libre”.

200 inscripciones
se han recibido este año para las escuelas de veranos.

Fiesta en Verano para personas con diversidad funcional

Desde la Delegación de Bienestar Social también se ha apostado un año más por la escuela Fiesta en Verano para personas con diversidad funcional. Esta escuela, especializada en menores y adolescentes con diversidad funcional, trabaja la promoción de la autonomía personal y el empoderamiento que les permitan ser protagonistas de su propio desarrollo.

La escuela Fiesta en Verano, explica la delegada Lourdes López, “es una iniciativa que intenta ofrecer a las familias la posibilidad de conciliar la vida familiar y laboral mediante un programa especializado en niños y niñas con diversidad funcional, en el que se organizan actividades que garanticen un nuevo periodo estival lúdico y formativo”.

Además de esto, “muchas familias necesitan de estos recursos, ya que en ocasiones no pueden contar con un tiempo de ‘respiro’, teniendo la tranquilidad de que sus hijos e hijas están bien atendidos”.

Esta escuela se desarrolla en dos aulas adaptadas con personal especializado y cualificado. Comenzaron el pasado día 1 de julio y este nuevo periodo lúdico y formativo seguirá hasta el día 26 de agosto.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí