- Publicidad -

La Policía Nacional de Dos Hermanas ha detenido a 64 personas pertenecientes a un grupo criminal dedicado a las estafas en el marco de una operación nacional. Trece de ellas formaban parte de una compleja red dedicada a la adquisición de microcreditos financieros a través de compras simuladas de productos en empresas.

La investigación, realizada por el Grupo de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaría Local de Dos Hermanas, permitió conocer el ‘modus operandi’ de la organización. Estaba compuesta, principalmente, por las personas que captaban a los clientes y gestionaban los microcreditos, así como empresarios que utilizaban las financieras con las que operaban habitualmente para formalizar las operaciones financieras fraudulentas.

Todos los clientes que capataba la organización reunían el mismo perfil financiero. Eran personas que cobraban una nómina o pensión, estaban endeudados y que acumulaban infinidad de microcréditos, figurando bastante de ellos en las listas de morosos.

- Publicidad -

Los gestores se anunciaban en Internet utilizando logotipos de diferentes financieras para aparentar más credibilidad y captar a los clientes. Al contactar con los usuarios les hacían saber la dificultad de la concesión del crédito a través de las entidades bancarias. Era entonces cuando les ofrecían como única solución realizar una falsa compra de productos con una empresa colaboradora y simular la financiación ofreciéndoles una parte de los beneficios.

De este modo, la financiera, al recibir la documentación del crédito, siempre inferior a 12.000 euros para poder evitar el estudio de riesgo, confirmaba la operación. De esta forma, el dinero era repartido entre los miembros de la organización delictiva y los clientes que aceptaban las operaciones de falsas compras. Según los investigadores, el grupo criminal causó de esta manera a cinco financieras con las que operaban un perjuicio económico de mas de 240. 000 euros.

Dos años de investigación

Durante casi dos años que duraron las investigaciones policiales, se pudo comprobar que los diferentes gestores y empresarios componentes de la organización criminal realizaron múltiples operaciones fraudulentas de forma habitual ocultando el beneficio que generaba la actividad delictiva en cuentas de familiares.

Finalmente dada la complejidad de operación, el número de detenidos y su duración en el tiempo, las detenciones tuvieron que practicarse en cuatro fases, desplazándose los investigadores hasta las localidades de Sevilla ,Dos Hermanas, Ubeda, Huelva, Jerez de la Frontera, Malaga, Madrid, Oviedo, Murcia, Almendarlejo y Granada.

De los 64 detenidos, 13 pertenecen a la red delictiva y se les imputan delitos de Pertenencia a Grupo Criminal, Blanqueo de Capitales y Estafa. A los restantes se les imputan los delitos de Estafa y en algunos casos Simulación de Delito, Falsedad Documental y Usurpación de Identidad.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí