acosó y espió
- Publicidad -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Dos Hermanas a un hombre, que acosó y espió a su mujer, como presunto autor de un delito de malos tratos, descubrimiento y revelación de secretos. Esta persona llego a instalar un dispositivo expía en el móvil de su mujer, así como una cámara oculta y un localizador en el coche.

Los hechos se remontan al mes de noviembre del pasado año, cuando el ahora detenido accedió al teléfono móvil de su pareja y descubrió una conversación con otro hombre. A partir de este instante, es cuando el presunto autor de los hechos instala el terminal telefónico de su mujer un dispositivo espía y un geolocalizador en el coche con la intención de tenerla controlada en todo momento.

Estas conductas generaron en la víctima, según fuentes policiales, una situación acoso y maltrato psicológico diario que le provocaron una crisis de ansiedad. En esta situación de control absoluto la víctima interiorizo como normal la situación generada por su marido y éste comenzó a decidir por ella hasta el mínimo detalle, limitando y controlando sus movimientos, imponiendo normas para salir del domicilio, para ir al trabajo, así como para relacionarse con sus hijos y terceras personas. Finalmente con la ayuda de varios de sus hijos decidieron denunciar los hechos ante la policía.

- Publicidad -

Acosó y espió a su mujer

Las investigaciones policiales pudieron determinar que el hombre que acosó y espió a su mujer, había instalado en el interior del vehículo de la víctima una cámara oculta con la que la vigilaba y escuchaba las conversaciones privadas.

Además, todas las claves de acceso al terminal móvil y aplicaciones habían sido generadas por el marido siendo imposible cambiarlas, sufriendo agresiones puntuales si no le facilitaba el terminal móvil para conocer su actividad y relaciones diarias.

Los agentes de la Unidad Atención a la Familia y Mujer de la Comisaría Local de Dos Hermanas, ante los hechos denunciados y evidencias encontradas procedieron a la detención de a A.M.G., de 55 años de edad, al que se le imputan los delitos de malos tratos así como descubrimiento y revelación de secretos

El detenido que carecía de antecedentes pasó a disposición de la Autoridad Judicial, que le impuso una orden de alejamiento y prohibición de comunicación sobre la víctima.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí