- Publicidad -

Hoy es Domingo de Valme. Un tercer domingo de octubre muy especial, condicionado por la pandemia del Covid-19, pero que ha vuelto a tener su epicentro a primera hora de la mañana en la Plaza de la Constitución. Hoy, de nuevo, como cada año, los ojos de los nazarenos miraban a las puertas de la parroquia, esperando la aparición de Ella, la Virgen María, para vivir una romería en el corazón, como reza el lema elegido por la hermandad para este 2020.

Los Jardines han acogido una Solemne Función Religiosa a la que han podido asistir 340 personas, en un acto cuidadosamente organizado, cumpliendo con las pertinentes medidas sanitarias y de seguridad para evitar la propagación del virus. Desde la noche previa la plaza se ha blindado al público, con cortes desde puntos sin visibilidad de las calles Real Utrera, Santa María Magdalena, San Francisco, La Mina o Nuestra Señora de Valme para evitar la aglomeración de personas sin invitación al acto que quisieran disfrutar de la homilía.

La Virgen, con su centenario manto de castillos y leones hacía su aparición en la plaza en unas andas decorada con nardos y bajo los sones del Himno de España interpretado por una representación de la Agrupación Musical Nuestra Señora de Valme. La Virgen era colocada bajo un arco de flores, contando con una representación institucional del Ayuntamiento integrada por el delegado de Hacienda y Participación Ciudadana, Juan Antonio Vilches, la delegada de Deportes, Victoria Tirsa Hervás Torres, y el delegado de Movilidad y Limpieza Urbana, Antonio Morán Sánchez.

- Publicidad -

Sones romeros de Valme

Con los sones del Coro de Valme siempre presentes durante todo el acto, el párroco de Sta. Mª Magdalena, Manuel Sánchez de Heredia, ha sido el encargado de presidir esta función, que comenzó con la intervención de la secretaria de la Hermandad de Valme, Isabel Mª Caballero, quien explicó que “debido a las desgraciadas circunstancias del Coronavirus, nos hemos reunido en el corazón de Dos Hermanas para honrar a Valme y celebrar su fiesta de una forma muy especial”. Aclarando que sigue siendo domingo de romería, ya que, “aunque falten elementos fundamentales, hoy en la ciudad sigue habiendo Valme”. Pidiendo a los presentes que unan “sus corazones al unísono para pedir a la Virgen de Valme por el fin de la pandemia”.

El hermano mayor de la hermandad, Hugo Santos Gil, la camarera de la Virgen, Mª Luisa Díaz, y el nuevo diácono de la Parroquia de Sta. Mª Magdalena, Ignacio del Rey Molina, fueron los encargados de las lecturas bíblicas, con referencias al Libro de Isaías, de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses o el Evangelio según San Mateo, respectivamente.

Durante su homilía, el párroco destacó de esta jornada que “es un día grande, el Día del Señor, que siempre está con nosotros y nos dejó a su Madre para que no dudemos nunca de su cercanía. Ya que Ella nos cuida y nos proteje, vela a todas horas de nuestras necesidades y está siempre dispuesta a darnos su valimiento”.

domingo de valme

Peregrinación a lo más íntimo del corazón

Manuel Sánchez de Heredia también hizo alusión a este Tercer Domingo de Octubre tan especial por la pandemia, que “nos impide hacer físicamente esa romería y ese camino”. Pero, añadió, “nada nos puede impedir peregrinar a lo más íntimo de nosotros, de nuestro corazón, salir de nuestro egoísmo y particularidades para buscar a la Virgen”.

Ya que “ hoy salimos de romería y no necesitamos dirigirnos a Cuarto, sino a nuestros hermanos para acercarles la ternura y la misericordia de Dios y la Virgen María. Llevar el buen olor a nardos que rodea a Valme y llevar alegría a las situaciones de tristeza, como esas carretas y galeras que alegran el camino cada año”.

Puesto que este 2020 “se vive la romería en el corazón, donde viven nuestros mejores sentimientos y donde vive Dios. Y no llevamos a la Virgen a Cuarto y es Ella la que se viene a nuestro cuarto interior, a nuestro corazón para sentir su valimiento”.

Tras la celebración, de 75 minutos aproximadamente, la Virgen de Valme, con los sones de su himno y el repique de campanas, ha sido llevada de nuevo hasta el interior de la Parroquia de Santa María Magdalena, donde este domingo seguirá recibiendo a sus devotos en la Salutación Mariana iniciada este sábado. A las 18:00 horas se rezará el Rosario y a las 20:00, Santa Misa cantada por el coro de la hermandad.

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí