Fernando Pueyo vuelve a cantar públicamente por el Estado de Alarma

Aunque se retiró profesionalmente de los escenarios hace dos décadas, el confinamiento lo ha animado a cantar para sus vecinos desde el balcón de su casa.

0
663
fernando pueyo

El Coronavirus ha devuelto a los escenarios a Fernando Pueyo, aunque en un sentido figurado. Ya que este músico sevillano, afincado en Dos Hermanas desde el año 1979, sale algunas tardes a su balcón de la calle Romera para animar el confinamiento de sus vecinos con sus canciones. Hacía 20 años desde que se subió por última vez en un escenario, en el mítico local de Sevilla, La Carbonería, y, aunque ha participado en fiestas o eventos privados, ahora, a sus 64 años, lo hace por una buena causa.

Algunas tardes, a las 20:00, Fernando Pueyo coge su guitarra y armónica y toca desde su casa. “los vecinos me lo piden a veces”, nos comenta, “y yo interpreto temas de la época como la marcha Pasan los Campanilleros o la Salve Rociera, además de otras piezas más alegres, como sevillanas y rumbas”. Además, tirando de su faceta de compositor, “todo de manera autodidacta”, este artista ha compuesto unas sevillanas dedicadas a esta Semana Santa tan especial marcada por la pandemia del COVID-19, que le gustaría que pudiese grabar algún artista.

Fernando Pueyo se inició en el mundo de la música con 12 años, tocando en un grupo de sevillanas que llegó a actuar en la antigua Feria de Abril del Prado de San Sebastián. Amigo de Los Cantores de Híspalis o Farruquito, tío del Farru, con 13 años “vine por primera vez a Dos Hermanas a pedirle una letra de sevillanas al compositor nazareno Federico Alonso Pernía”.

Pero pronto cambió de estilo musical radicalmente, ya que, “mi padre tocaba la armónica y, con 15 años, me colgué una del cuello con un soporte y comencé a tocar temas de Bod Dylan o Simon & Garfunkel, haciéndome cantautor”. Desde entonces, Fernando Pueyo no ha dejado de tocar por pubs, estando, incluso, año y medio en Berlín.

Primera vez que Fernando Pueyo cantó en Dos Hermanas

El primer local en el que tocó en Dos Hermanas fue en la Discoteca Barrabás, en una cafetería que había en la planta alta, a finales de los años 70. “Se había corrido la voz de que había un cantante latinoamericano que cantaba al Che Guevara o Alfonsina y el mar, que era yo, y se llenó aquello”. Actuando desde entonces en otras salas de la ciudad.

En su faceta como cantautor, Fernando Pueyo se centró también en el tema de la composición, con temas, sobre todo, de sonidos pop, pero sin olvidar sus raices flamencas y la fusión con otros sones, como los brasileños. Aunque Fernando no le teme a nada, colaborando incluso en la composición de letra y música de la marcha Santa Cruz para la Banda de Presentación, junto con Guillermo Fernández Ríos.

Ahora, en esa faceta autodidacta que siempre ha tenido en estos 50 años de dedicación a la música, Fernando Pueyo se ha hecho con un piano y está comenzando a meter estos sones a sus composiciones. Una faceta, la de la composición, a la que le quiere dedicar más tiempo una vez se jubile de su faceta profesional como comercial de la tienda Picoman en Dos Hermanas, donde lleva 20 años. Mientras tanto y hasta que pase el Estado de Alarma, su balcón se ha convertido en su escenario y su público, sus vecinos.

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí