El origen del mito

MARY SHELLEY

0
28

En el año en que se cumplen los 200 años de la publicación de la novela Frankenstein, o el moderno Prometeo, no era extraño que se hiciera alguna película sobre el tema. Pero, claro, ya han sido bastantes las adaptaciones realizadas. Alguna de ellas incluso relativamente reciente. Así que había que darle un nuevo enfoque. Y he aquí el mayor acierto de Mary Shelley.

La cinta dirigida por Haifaa Al-Mansour (primera mujer directora de Arabia Saudí, que ya sorprendió con la muy interesante La bicicleta verde) se centra, a modo de biopic, en narrar la vida de su autora, Mary Wollstonecraft-Godwin, y los hechos, circunstancias y vivencias que le llevaron a crear la obra.

Siendo apenas una adolescente de dieciséis años, la joven e inteligente Mary, huérfana de madre desde su nacimiento, y educada por su padre, el filósofo William Godwin, conoce al poeta Percy Shelley (con el que, con el paso de los años, se acabaría casando). Entre ambos se iniciará un tórrido romance, una historia problemática que tuvo que lidiar con flaquezas económicas, la muerte de un hijo y engaños varios, que la ayudaron a construir la oscura historia que le daría la fama (que no llegó a disfrutar en vida).

- Publicidad -

Reino Unido-Luxemburgo-Estados Unidos, 2017 (120′).
Dirección: Haifaa Al-Mansour.
Producción: Amy Baer, Ruth Coady, Alan Moloney.
Guión: Emma Jensen.
Fotografía: David Ungaro.
Música: Amelia Warner.
Montaje: Alex Mackie.
Intérpretes: Elle Fanning (Mary Shelley), Douglas Booth (Percy Shelley), Stephen Dillane (William Godwin), Bel Powley (Claire Clairmont), Maisie Williams (Isabel Baxter), Ben Hardy (John Polidori), Tom Sturridge (Lord Byron), Joanne Froggatt (Mary Jane Clairmont), Hugh O’Conor (Samuel Taylor Coleridge), Ciara Charteris (Harriet Shelley), Sarah Lamesch (Eliza), Jack Hickey (Thomas Hogg).

En parte, esta no es la primera vez que se trata este proceso de creación. En 1988, el español Gonzalo Suárez dirigía Remando al viento, que (de modo circunstancial y aledaño) también tenía a los mismos personajes (Mary, Percy, Byron, Polidori…) que aquí se reúnen y se proponen, como competición, crear historias de fantasmas. Aunque aquí se centre en el personaje de ella, una poderosa Elle Fanning, que demuestra un talento muy superior al de su hermana mayor, abocada cada vez más a producciones menores.

La cinta de Al-Mansour tiene una impecable factura visual, con una fotografía y una puesta en escena verdaderamente brillantes. En algunos momentos se deleita en la naturaleza salvaje y arrolladora de Escocia, un oasis de paz y limpieza, en contraposición con una bulliciosa y sucia Londres. Acierta también en la investigación sobre los diversos sistemas de creencias, en los modos de vivir la vida (opuestos en muchos puntos a los vigentes en la sociedad del momento) que defienden los protagonistas (y en mostrar los pros y contras). Y tiene también momentos de emoción, sobre todo con los fragmentos de la prosa de la autora.

Pero a pesar de su fuego feminista, de posar su mirada en la fuerza de una mujer (que escribió una de las obras cumbre de la literatura con apenas dieciocho años), falla por un ritmo que decae en algunos momentos y, sobre todo, porque parece más preocupada en centrarse en el romance, en la relación ciertamente conflictiva entre Mary y Percy, que en el verdadero proceso de creación de la obra.

Película Mary Shelly de Haifaa Al-Mansour.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí