Hundimiento del sueño

PASTORAL AMERICANA

0
20

Sumándose a la larga lista de intérpretes que se aventuran con la dirección, Ewan McGregor se pone detrás de las cámaras para rodar la desintegración del conocido ‘Sueño Americano’, personalizado en un empresario de éxito, en medio de las revueltas sociales de los sesenta, que narró Philip Roth en la novela que le proporcionó el premio Pulitzer, Pastoral americana.

A través de un escritor y un viejo amigo de la infancia, conocemos la historia de ‘Sueco’ Levov, hermano de este último, que acaba de fallecer. Un exitoso hombre de negocios, legendario atleta en la universidad, guapo, rico, honrado, casado con una ex-reina de la belleza y con Merry, una hija tartamuda con complejo de Edipo.

La vida del feliz matrimonio empieza a derrumbarse de golpe cuando la hija desaparezca tras ser acusada de un atentado terrorista con una persona muerta como resultado. Levov dedicará su vida a buscar a la joven y reunir a la familia, descubriendo cosas que removerán sus creencias.

Estados Unidos, 2016 (108′)
Dirección: Ewan McGregor.
Producción: Andre Lamal, Gary Lucchesi, Tom Rosenberg.
Guión: John Romano(novela de Philip Roth).
Fotografía: Martin Ruhe.
Música: Alexandre Desplat.
Montaje: Melissa Kent.
Intérpretes: Ewan McGregor (‘Sueco’ Levov), Jennifer Connelly (Dawn Levov), Dakota Fanning (Merry Levov), Peter Riegert (Lou Levov), Rupert Evans (Jerry Levov), Uzo Aduba (Vicky), Molly Parker (Sheila Smith), Valorie Curry (Rita Cohen), Hannah Nordberg (Merry, 12 años.

McGregor supera con nota la narración del declive personal de un hombre que no puede dejar de amar a su hija, del enloquecimiento de la mujer, de la brutal transformación de la hija, personificando en esta familia la construcción y posterior desmoronamiento del mito. Pero no consigue plasmar los conflictos sociales que removieron el sistema americano y que son la base histórica de la trama.

La película habla de los límites de la responsabilidad de los padres sobre las actuaciones de sus hijos, de asumir la pérdida de uno de ellos a manos de movimientos terroristas. McGregor simplifica así la historia, quedándose en el terreno familiar, de lo que en el libro era el derrumbe de una sociedad entera.

El director se ha guardado para sí el papel protagonista, y se rodea de Jennifer Connelly, que sigue pidiendo a gritos papeles en los que explotar su talento, y Dakota Fanning desaprovecha una buena oportunidad, dejando claro que es su hermana la buena actriz de la familia.

Película Pastoral Americana

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí