Una ocasión perdida para tomar distancia

0
- Publicidad -

Fútbol Rociera y Cádiz B

La Rociera concluye su partido ante el Cádiz B con un empate a cero que le aporta poco para alejarse de la zona de descenso

De poco le sirve a la Rociera el empate conseguido ante el Cádiz B. Bueno, de algo sí: Al menos se mantiene fuera de los puestos de peligro pero no consigue tomar distancia respecto al pozo de la categoría, en el que ha estado hundida más semanas de lo deseado. Aunque el 0-0 al menos da un honroso punto, lo cierto es que el conjunto auriazul no mostró el fútbol deseado por sus seguidores ante el filial cadista.

- Publicidad -

El cuadro visitante fue el claro dueño de la primera mitad del partido, y entre sus jugadores, brilló por encima del resto Román, quien puso en más de una ocasión en jaque a la defensa rociera, aunque sin el acierto suficiente (para fortuna nazarena) para quitarle el polvo a las mallas defendidas por Rivas, concluyendo esta primera parte con el premonitorio marcador con el que se resolvería este partido. Por parte de los rocieros, sólo Iván Pérez y Rubén aguantaron bien al peligroso efectivo gaditano, mientras que el defensa Miguelito trató de sorprender a los contrarios con un fuerte disparo que no encontró rematador.

La segunda parte comenzó igual que la primera: mayor posesión de balón de los visitantes y nuevos intentos de asedio a la portería de Rivas. Con un marcador inmutable, la salida de Román en el minuto 63 supuso un notable alivio para las filas locales. A partir de entonces la Rociera tomó el timón del partido aunque sin el mordiente suficiente para inaugurar el marcador, ya que los disparos de peligro eran interceptados sin grandes problemas por parte del meta Manu. Ni tan siquiera la entrada de Sol y Muñoz le dieron al plantel nazareno el aditivo necesario para meterse los tres puntos en el bolsillo.

En Sol se concentraron algunas de las esperanzas de la familia rociera, ya que en dos ocasiones, en las postrimerías del tiempo de juego, contó con serias posibilidades de darle la alegría y el empujón hacia la zona de confort que necesita su equipo. La primera vez se plantó solo ante la portería contraria pero el cancerbero cadista supo repeler su disparo directo a meta con los pies. En la otra, su compañero Selu desechó la oportunidad que presentaba el jugador oriental, que estaba solo para rematar, tratando su compañero de cantar victoria con un tiro que quedó en nada.

En conclusión, una ocasión perdida para tomar ventaja y tomar holgura respeto a la zona de descenso, más si cabe esta semana tras los tropiezos de Recreativo, Mairena y Arcos.

Habrá que intentarlo nuevamente esta semana. En esta ocasión la Rociera se desplaza hasta la localidad gaditana de San Roque para medirse a un complicado rival que, para colmo, llega al encuentro resabiado tras perder por un abrumador 4-0 ante el San Fernando.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí