La Rociera sale del pozo

0
1
- Publicidad -

Fútbol Rociera y Mairena

El equipo auriazul vence por 2-1 al Mairena y deja  los puestos de descenso

La sonrisa vuelve a los labios de la Rociera esta semana tras vencer por 2-1 al Mairena en un partido tras el que sale de los puestos de descenso y en el que fue decisivo el calor que la afición ofreció a su equipo en un encuentro decisivo. Más aún teniendo en cuenta que el cuadro auriazul se presentaba a la cita diezmado por la nefasta actuación arbitral de la semana anterior. Titulares como Selu, Barros, Guti o Carlos quedaron en esta ocasión en dique seco, aunque no por ello el nivel del conjunto anfitrión fue menor esta semana.

De ello dio buena muestra en el primer minuto de juego. Villalón consiguió el primero para la cuenta de los nazarenos. Una hermosa falta lanzada desde la derecha, y rematada hasta en dos veces, puso a la Rociera en órbita. El Mairena quedó tocado con ese tanto y eso dio alas a los de Emilio López. No se hizo esperar mucho el segundo. En el minuto 12, David Antón propició una jugada por la derecha sobre Marco, quien, desde fuera del área, lanzó un zarpazo y consigue el 2-0.

El dominio rociero era incontestable. Ante esta realidad los visitantes no podían sino tratar de acortar distancias y luchar por igualar la contienda. El Mairena lo intentó poco antes de llegar al descanso, pero en una de las ocasiones más cercanas a la meta, sus pretensiones se desvanecieron. Gordi cerró la primera mitad con un intento infructuoso.

El Mairena fue a por todas con la reanudación del tiempo de juego. En el minuto 48 a punto estuvieron de sorprender a la Rociera, aunque una rápida intervención de David Antón bajo palos dieron al traste con las ilusiones maireneras. Villalón dio la réplica en nombre de los nazarenos, pero su disparo se fue alto. Acto seguido Rivas atajó una acción contraria y dos minutos después Resumi también mandó a lo alto un balón con sello de gol.

El toma y daca continuo se zanjó en el minuto 68. Rivas se hizo con el esférico pero el colegiado entendió que había hecho una acción digna de ser sancionada con penalti. De este modo, el árbitro puso en bandeja al Mairena un gol que se encargó de marcar Bruno. No obstante, la superioridad auriazul se mantuvo hasta el final del choque, donde  prevaleció el control alterno, pese a las injerencias arbitrales.

La Rociera visita este sábado, a las 16:30 horas, al Sevilla FC C en las instalaciones deportivas que la entidad rojiblanca posee en Montequinto: La ciudad deportiva Ramón Cisneros.

 

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí