Cuando ganar se vuelve costumbre

0
6
- Publicidad -

Novena jornada de carreras de caballos al trote en el hipódromoLos tres mejores caballos de la temporada, Papy Claude, Asterix Sund y Un D’en Fliper, añaden un nuevo triunfo en sus casilleros en una jornada repleta de finales apretados

Un domingo más volvieron a ganar los tres mejores caballos de la temporada de trote que se está celebrando en el Gran Hipódromo de Andalucía Javier Piñar Hafner. Papy Claude y Asterix Sundsumaron su séptima victoria, mientras que Un D’en Fliper consiguió su sexto triunfo en suelo sevillano. Esta vez les costó más que nunca, porque sus rivales, cansados de sufrir todas las jornadas la misma tiranía, van a por ellos, pero siguen siendo los reyes de este ciclo de carreras. De su formidable adaptación a Dos Hermanas no hay ninguna duda; lo único que queda por saber es hasta cuándo se prolongará su dominio.

En los 2.600 metros del Premio The Jockey, Papy Claude volvió a demostrar que es el caballo dominante de ese clásico en el que se han convertido sus enfrentamientos semanales con Soleil du Merle. Si el domingo pasado, bajo la conducción de Joan Antoni Riera, puso fin a dos semanas de victorias de su principal oponente, este domingo, de nuevo con el manejo de Miquel Mestre, ha consolidado su posición de dominio al culminar una carrera perfecta que se desarrolló al ritmo que quiso y en la que sólo en los metros finales tuvo que vaciarse para no verse superado por un Soleil du Merle que luchó y lo intentó con todas sus fuerzas. Radjah D’Haufor volvió a ser tercero, acabando cerca de la gemela pero sin opciones en ningún momento de pelear por el triunfo.

- Publicidad -

El triunfo de Asterix Sund en el Premio Instalaciones El Molino (1.800 metros) iba camino de convertirse en otra exhibición, en otro paseo remunerado. Mediada la última curva, realizó un imponente cambio de ritmo que lo distanció de sus rivales y lo puso en clara ventaja de cara a la recta de tribunas. Cuando todo el mundo esperaba una victoria por un claro margen del pensionista de Toni Frontera, desde atrás vino con muchísimo ímpetu un caballo de su propia preparación, Virot, que, conducido por el aprendiz Juan Carlos Villalonga, fue progresivamente recortando la desventaja que llevaba hasta el punto de que, incluso, estuvo a punto de superarlo. No lo consiguió por poco (la foto finish demostró que menos de una cabeza separó a ambos en el poste de meta), aunque Asterix Sund se llevó el susto y la advertencia para las próximas jornadas. Vincennes volvió a estar entre los mejores y completó el trío en tercera posición.

Si apurada fue la victoria en esta ocasión de Asterix Sund, no le fue a la zaga la que logró Un D’en Fliper en la carrera que cerró la reunión, el Premio Cruzcampo, que también se disputó sobre la distancia de 1.800 metros. Miguel Ángel Binimelis debió sacar lo mejor de su caballo para doblegar a un debutante en la pista, el recientemente importado de Francia Silence Des Bois, que en su primera actuación en España demostró tener calidad de sobra para hacer un buen papel aquí. En su carrera de presentación, ya dio guerra, llevando al límite a un caballo que se había mostrado casi intratable hasta ahora y que venía con la moral por los aires. Solitaire, triple ganador en la pista, debió conformarse con el bronce.

En realidad, la mañana estuvo repleta de finales apretados en los que la incertidumbre por saber quién iba a ser el ganador de cada prueba se mantuvo viva prácticamente hasta el último metro. No en vano, ése fue el desenlace que también se vivió en las otras dos carreras que completaron el programa de la jornada. En la carrera que abrió la sesión, el Premio El Correo de Anducía-Decano Deportivo (1.800 metros), el triunfo correspondió aSaleroso, que recuperó su mejor versión con un decidido recorrido en cabeza aprovechando que uno de los favoritos, Brot de Llevant, fue descalificado a las primeras de cambio por romper a galopar. El caballo dirigido por José Antonio García fue capaz de mantener la primera posición hasta el final a pesar del espectacular remate que Aire de Clissa protagonizó por el exterior de la pista y que, en el trayecto delante de las tribunas, le permitió remontar desde la última posición hasta estar a punto de meter su hocico por delante del de Saleroso. No lo consiguió por muy poco, pero al menos fue segundo, por delante de Alegría.

La reunión se completó con el Premio SELAE-Lototurf, resuelto también muy al final con mucho suspense. El grupo marchó muy compacto durante la mayor parte de los 1.800 metros de recorrido, hasta el punto de que la mayoría de los participantes tenía opciones de acabar en una buena posición al final. Cuando se desataron los ataques, el más fuerte fue Sogno Capar, que se impuso tras hacerse fuerte por el interior y resistir el fortísimo final que tuvo por el segundo carril Titanic Biniati. Una nariz fue lo que separó a uno de otro, mientras que Talisman Hanover concluyó tercero.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí