Un arbitraje calamitoso

0
2
- Publicidad -

Fútbol PD Rociera y La Palma

La Rociera sucumbió ante el San Fernando, equipo que no hizo méritos para hacerse con tal resultado

Irregular comienzo de liga el que está viviendo la Peña Deportiva Rociera en su regreso a 3ª División. El entregado equipo, que preside y entrena Emilio López, se ha topado en su camino con una dura piedra que ha deslucido su arranque liguero: los árbitros.

- Publicidad -

Si la pasada semana sufrió la mala actuación del colegiado gaditano Fariñas Rodríguez en el partido ante La Palma (en el que cayó por 0-1) en ésta ha sucumbido nada menos que por 4-0 ante el San Fernando en un encuentro marcado nuevamente por una clara e irregular mano arbitral.

El partido comenzó con una Rociera enchufada y con los isleños totalmente inofensivos. Esta fue la tónica del choque hasta el minuto 19. En una internada de Ezequiel por el lado izquierdo llegó un remate de los locales, que Rivas consiguió repeler pero que Martínez, en fuera de juego, enganchó con poderío, consiguiendo el primer gol para los anfitriones, pese a las protestas de los nazarenos.

Ante la incomprensible decisión arbitral de dar por válido el gol, los rocieros fueron a por todas con la intención de darle la vuelta al marcador, aunque no lo iban a tener nada fácil. Uno de los efectivos de la plantilla, Carlos, fue expulsado al acumular dos amarillas. La segunda se la mostró el colegiado al hacerle una entrada a un contrario y darle al balón, no al jugador. Con un gol en contra y uno menos sobre el terreno de juego, el encuentro alcanzó el descanso.

A la Rociera le sentó muy bien el descanso. Reajustó líneas y salió a por todas. Aunque todo esfuerzo fue en vano puesto que iban a suceder hechos increíbles que marcarían el rumbo de la contienda.

En pleno contragolpe local dos jugadores del San Fernando se encontraban postrados en el suelo. El colegiado ordenó detener el juego pero uno de los isleños tirados en el campo se levantó y ante la pasividad del defensa nazareno Miguelito marcó el segundo para su equipo. Un hecho increíble. Aunque más increíble fue la decisión del árbitro de no anular el tanto.

Este hecho desquició a la Rociera, que perdió toda esperanza en poder remontar. Más tarde, en el 32, llegó el tercero de la escuadra gaditana, obra de Jorge Herrero. Aunque poco despues sucedió algo aún peor: el isleño Corvallat le hizo una terrorífica entrada a David Antón, yendo el colegiado raudo a mostrarle una amarilla por tal acción. Aunque al cerciorarse de qué jugador se trataba y comprobar que ya le había mostrado otra cartulina, decidió no expulsarle.

Ver para creer. Como el cuarto gol del partido, otra acción controvertida en la que el onubense Rodríguez Varela dejó ver una vez más su mano. El jugador local Javi Forján cometió un claro fuera de juego pero siguió adelante, produciéndose en el área pequeña de los auriazules un penalti a favor del San Fernando. El propio Forján fue el encargado de lanzar el balón, regalando a su equipo el cuarto y último gol del partido  tras una acción irregular que no fue pitada por el árbitro, quien se erigió en claro protagonista del choque, para detrimento de los nazarenos y beneficio de los anfitriones, que realmente no demostraron nada y que tuvieron en el trencilla un claro aliado.

Tras las dos derrotas encajadas, la Rociera espera deshacerse de la losa arbitral que le ha perseguido en este arranque de liga y de una vez por todas conseguir una victoria. El equipo nazareno ocupa en la actualidad la penúltima plaza de su grupo. Una posición que en este momento tampoco dice de un equipo puesto que está todo por jugarse, pero a la que ningún equipo quiere quedar aferrada por mucho tiempo.

Este próximo domingo la Rociera se medirá a La Lebrijana, conjunto que hasta la fecha ha conseguido un empate y una derrota, por lo que está muy próximo al conjunto nazareno en tabla clasificatoria.

El partido tendrá lugar este próximo domingo a las 20:00 horas en el feudo de los lebrijanos.

 

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí