El teatro municipal ha vivido el nacimiento de una prometedora estrella

    0
    3
    - Publicidad -

    Concierto de Eduardo Ortega en el teatro municipalEduardo Ortega convence a su público con más de dos horas de concierto con clásicos de la canción española y nuevas composiciones

    Agradecido y emocionado son dos de los calificativos que mejor definen como se sintió Eduardo Ortega en el concierto que ofreció el viernes.  Realizado también, como él mismo comentó al comienzo del mismo, por haber cumplido el sueño de poder cantar en el teatro de su ciudad.

    Una cita muy importante para este artista nazareno que se arropó de su gente, familiares y amigos, además de una nutrida representación de Anidi, institución a la que ha donado el 50 por ciento de los beneficios del concierto, y que se mostraron de lo más entregado durante las más de dos horas de espectáculo.

    En lo musical, Eduardo estuvo acompañado por una banda de doce músicos que pusieron melodía a un reportorio de más de 20 canciones con los arreglos realizados por el director musical del evento, el productor Francisco Carmona.  Un abanico amplio de composiciones que mostraron una faceta más versátil y variada del cantante, quien se alejó esa noche del terreno de los boleros y las rancheras para ofrecer su lado más melódico, salsero e, incluso flamenco.

    Eduardo cantó grandes clásicos del cancionero español que popularizaran en su momento aquellos artistas o grupos de los que él ha bebido como cantante. Entre ellos brilló con luz propia Rocío Jurado, de la que interpretó Vibro, ¿Dónde estás amor? O Se nos rompió el amor; Isabel Pantoja con Así Fue; José Luis Perales, con Y cómo es el; Mecano y su Hijo de la Luna o Los Pecos y El amor de mi vida, con el que abrió el espectáculo. Además, Eduardo Ortega estrenó tres nuevas composiciones de Francisco Carmona: Para ver si te olvidaba, Dame una oportunidad y No volverás a hacerme llorar, que mostraron los derroteros por los que va a tomar la carrera de este artista nazareno.

    Y para demostrar  que la gente del pueblo se apoyan entre ellos, Eduardo contó en esta entrañable velada musical con la colaboración de otros dos artistas nazarenos, como Jaime Estévez, con el que cantó a piano Procuro Olvidarte, así como Y cómo es él; y Vicky Luna, con la que interpretó No puedo quitar mis ojos de ti.

    Este joven cantante nazareno de dejó en ningún momento de interactuar con su público, bajando en más de una ocasión al patio de butacas del teatro y dedicándole algunas de las canciones de su repertorio a su madre y a su padre, a sus abuelos, que no pudieron estar presentes, así como a sus madrinas.

    La improvisación también fue otra de las notas predominantes de esta cita que ha cerrado la temporada del teatro municipal, ya que Eduardo se atrevió con una sevillana a petición del público, cantó Se nos rompió el amor por rumbas y sacó al escenario a su sobrino Rafa para que le tocase la caja en uno de los temas nuevos.

    Cuando se bajó el telón y dejaron de sonar los instrumentos la sensación del público cuando abandonaba el teatro era la de haber presenciado una noche para el recuerdo, la del nacimiento de una prometedora y fulgurante estrella.

    - Publicidad -

    RESPONDER

    ¡Escribe tu comentario!
    Introduce tu nombre aquí