1956. Más de 300 obreras, en el cumplimiento pascual de “Hijos de Don Armando Soto”

0
224
- Publicidad -

1956. Más de 300 obreras, en el cumplimiento pascual de “Hijos de Don Armando Soto”

Este almacén es, junto a León y Cos, Carbonell, Serra Pickman y Lissén, un gran exportador de aceituna gordal rellena

Con un suculento desayuno en el que no faltaron el chocolate, los dulces y los licores concluyó ayer, domingo 6 de mayo, la misa de comunión general en los almacenes de “Hijos de D. Armando  Soto”. Acudieron a la misma los más de 330 obreros de ambos sexos de esta importante industria que, en los días previos, fueron preparados por el párroco de Dos Hermanas, José Ruiz Mantero.

El altar fue colocado en una nave transformada en capilla, donde figuraba la Santísima Virgen de Fátima exornada con guirnaldas y luces. Junto al mismo, presidieron el acto los propietarios del almacén: Dolores de Soto (viuda del fundador, Armando de Soto y Morilla, q.e.p.d.), y sus hijos Armando y Luis con sus esposas. Especial emoción tuvo el momento en que los obreros se acercaron al banquete eucarístico.

1956. Más de 300 obreras, en el cumplimiento pascual de “Hijos de Don Armando Soto”Baile por sevillanas
Tras el desayuno, servido en una nave adornada con banderines y cadenetas, un grupo de obreros hizo entrega al señor cura de 300 pesetas para los pobres, cantidad recaudada en una colecta. La patrona, Dª Dolores, conmovida por tan hermoso gesto, aumentó la suma con mil pesetas. A continuación, desde los micrófonos y altavoces que la firma “Cesur” puso a su disposición, el párroco expresó su satisfacción por el gran fruto obtenido, y las obreras señoritas Vaquero y Remacha y el faenero Sr. Fornet se manifestaron con frases de sumo gracejo que fueron muy celebradas.

Se cantaron después canciones folclóricas y bailes por sevillanas, cerrando el acto don Armando Soto Ybarra, que prometió que todos los años, Dios mediante, se celebraría una fiesta similar. Se distribuyeron estampas recordatorias con la oración de Jesús Obrero.

{xtypo_code}Un almacén que produce un millón y medio de kilos al año
En el patio de este almacén de “Hijos de Armando Soto”, de 30.000 m2, caben un máximo de 1.500 bocoyes que producen un millón y medio de kilos de aceitunas al año. Si hay necesidad de más, se compran a los entamadores. La mayor parte de la producción (dos terceras partes) es gordal rellena, y el resto manzanilla rellena, cuyo destino, vía marítima, es Estados Unidos fundamentalmente, aunque Brasil, Cuba y Puerto Rico también demandan el fruto. Las obreras de este almacén se dividen en escogedoras, deshuesadoras y rellenadoras. El administrador, Antonio Hornillo Zurita, de 79 años, es muy respetado y querido por todos. {/xtypo_code}

 

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí