Una calurosa última cena en la tarde del Jueves Santo

    0
    2
    - Publicidad -

    Estación de penitencia de La Cena

    Unas temperaturas casi veraniegas marcaron las primeras horas de la cofradía, que se lució por el centro con el nuevo recorrido

    Si se hubiesen registrado algunos grados de temperatura menos, la tarde del Jueves Santo hubiese sido perfecta para la Hermandad de la Cena. Con un calor de verano que restó público a su cortejo en las primeras horas de la estación de penitencia, La Cena se puso en la calle desde su casa hermandad de   La Hacendita donde el grupo joven de la corporación volvió a poner, un año más, la nota de color a la jornada con la petalada con la que recibió al palio de la Virgen del Amparo y Esperanza.

    - Publicidad -

    Bajo un sol sofocante, la cofradía se paseó por su barrio antes de la entrada al centro, donde comenzó a notarse una mayor presencia de público. Bellas estampas, arropadas por los allí presentes, vivió la cofradía en Rivas, así como en sus presentaciones en las hermandades de Oración y Borriquita.

    Estación de penitencia de La Cena

    Pero los momentos más bellos se registrarían a la vuelta con el nuevo recorrido que permitió un mayor lucimiento de sus pasos en esas encrucijadas de calles, entre Antonia Díaz, Santa Cruz, Francesa y Santa María Magdalena, con sucesivas reviradas.

    Una vez en el templo, el recogimiento en torno a la oración final que por primera vez cerraba la estación de penitencia de esta cofradía.

     

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí