1816. Un tabernero denuncia al alcalde por cerrarle el negocio

0
10
- Publicidad -

Mucha polvareda ha levantado la decisión del alcalde, Antonio Alonso Cebador, de cerrar todas las tabernas y casas de bebidas de Dos Hermanas para evitar la blasfemia, las reyertas y los escándalos provocados por la mezcla de los juegos de cartas y el exceso de Sangre de Cristo (vino color rojo turbio producido en la hacienda del Lanero). La controversia se ha suscitado al no incluirse en la orden de cierre dos establecimientos (los de Francisco de Castro Carrillo y de Josefa Moreno), que son precisamente los encargados de abastecer de vino y aguardiente a los nazarenos.

Esta arbitraria decisión ha exacerbado los ánimos del resto de propietarios de tabernas, uno de los cuales la ha recurrido ante la Real Audiencia de Sevilla. Ha sido Santiago Rodríguez de las Conchas, dueño de una media fonda y hospedería en la villa, quien señala en su instancia que “jamás se ha visto en su casa el desorden y sí por el contrario la utilidad y el provecho público”. Veremos en los próximos días qué sentencia dictan los jueces de la Real Audiencia.

 

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí