Cara y cruz de la 1ª Provincial, en Dos Hermanas

0
4
- Publicidad -

2601Mientras que el Ibarburu CF parece suscrito a la victoria, el CD Montequinto anotó otra dolorosa derrota

La cara y la cruz de la Primera Provincial se concentra en Dos Hermanas. Mientras que el Ibarburu CF parece haberle cogido el tono a la competición, un CD Montequinto renqueante aún trata de discernir cómo alcanzar una victoria y no quedar relegado al pozo de la tabla, como ahora mismo le está pasando.

En el caso del primero, el cuadro dirigido por Antonio Ortega, esta jornada volvió a anotar otra victoria (la segunda de forma consecutiva en lo que va de corta liga) ante el Marinaleda B.

Durante la primera mitad del partido, los nazarenos mostraron músculo y dominio ante un rival agazapado. Así, los de Dos Hermanas contaron con al menos tres ocasiones durante este primer periodo, dos de ellas protagonizadas por Chacón, y la otra por Eli. Pese a las posibilidades, el ansiado gol no llegó. El marcador permaneció inmóvil a la llegada del descanso.

La reanudación del juego deparó poco más de lo mismo: un Ibarburu CF a tono pero sin efectividad cara al gol y un filial del Marinaleda que optó por un juego más sucio para anotar.

No fue ello óbice para que los locales al fin elevaran al luminoso su primer (y único gol). En el minuto 57, un Fernández escorado hacia la derecha, consiguió enviar por la diagonal el esférico a su compañero Chacón quien, ante una portería vacía, le endosó a los visitantes el 1-0 con el que se saldó la jornada para ellos.

Esta victoria ha aupado al Ibarburu al cuarto puesto de la tabla, con seis puntos. El primero es el Barrios Unidos.

El conjunto que dirige Antonio Ortega espera mejorar su posición esta nueva jornada, en la que le toca visitar al Casariche.

El que no pudo cantar victoria una semana más fue el CD Montequinto. El cuadro entrenado por José Antonio Marín no ha encontrado aún la fórmula para meterse en los bolsillos los tres puntos de un partido.

Este pasado fin de semana su verdugo fue todo un histórico de la categoría, el Diablos Rojos, que se impuso en su feudo por 2-1.

Los quinteños, que merecieron mucho más que venirse con las manos vacías, ocupan la última plaza, empatados con Marinaleda B. Esta jornada reciben en casa al Puebla de Cazalla.

 

- Publicidad -

RESPONDER

¡Escribe tu comentario!
Introduce tu nombre aquí