Preparando a los mejores waterpolistas

0
1
- Publicidad -
1206 1207

Para llegar a la cima la plantilla se somete a un riguroso plan de entrenamiento diario

Detrás de los titulares de prensa y de este incomparable palmarés del CW Dos Hermanas-Emasesa se conjugan varios factores que están paseando el nombre del waterpolo nazareno tanto dentro como fuera de la geografía española. Por una parte el apoyo institucional, del Patronato Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Dos Hermanas y la Junta de Andalucía, y el patrocinio de Emasesa Metropolitana que, junto al apoyo de otras pequeñas empresas, hacen posible la permanencia de este club en las categorías superiores de la competición.

Y por otra, unas buenas instalaciones en las que los deportistas del club puedan entrenar a diario para llevar a su equipo a lo más alto de la clasificación. Ambos conjuntos, el masculino y el femenino, turnan sus entrenamientos entre el Centro municipal, acuático y deportivo de Montequinto y la piscina cubierta del complejo deportivo Ramón y Cajal.

- Publicidad -

Y como principales ingredientes del éxito: el equipo humano del club, al que, si algo le caracteriza es su pasión y entrega por esta práctica deportiva, ya que el waterpolo es uno de los deportes más duros y exigentes del panorama deportivo. Algo que conocen muy bien Eduardo Sáez y Javier Cortés, en su faceta como jugadores, sus dos entrenadores y que intentan trasmitírselo a sus plantillas. Para ello, ambos equipos se someten a diario a un ordenado y riguroso plan de entrenamiento de tres horas, doblando en algunas ocasiones.

La preparación de un jugador de waterpolo no tiene nada que ver con la de otros deportistas, por las exigencias físicas y técnicas que se le piden a un waterpolista. Esto provoca que los entrenamientos sean de los más completos y duros, apunta Javier Cortés, para el que se necesita “una base física importante, a partir de la cual se trabaja mucho las técnicas de balón y las tácticas individuales y colectivas”. A lo que hay que sumar una alimentación sana y, sobre todo, un buen descanso.
No se puede olvidar que se trata de una dedicación completamente por amor al deporte, algo que duplica el valor del esfuerzo que hacen y de los resultados conseguidos, ya que, apunta Eduardo Sáez, entrenador masculino, “se trata de un trabajo sacrificado y para el que tienen que tener las cosas claras”.

{xtypo_code}Una buena dirección técnica
Para que un buen equipo funcione, también es importante una buena dirección técnica. Y para entrenar a los conjuntos senior masculino y femenino nada mejor que dos técnicos con una amplia experiencia como jugadores. Eduardo Saez, vasco afincado en Sevilla, está al frente de los chicos, y el sevillano Javier Cortés de las chicas. Dos amantes del deporte: Javier trabaja en la piscina de Montequinto y Eduardo es profesor de la UPO de Entrenamiento deportivo y Natación de alto rendimiento.{/xtypo_code}

 

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí