Barrios calientes

    0
    1
    - Publicidad -

    El calor, que de nuevo nos visita
    como buen emisario del verano:
    nos posa un abanico en cada mano,
    al ánimo lo aploma y lo marchita,

    aquel cuya salud se debilita
    lo acusa mucho más que estando sano,
    y ataca igual al niño que al anciano
    provocando que el sueño se derrita.

    Otra cosa es el tiempo de locura
    y violencia, que a más temperatura,
    muchos barrios presienten con horror:

    - Publicidad -

    se trata del normal ablandamiento
    que el cerebro del simple y del violento
    sufre siempre que llega la calor.

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí