‘Entre campanas’ compone un estilizado poema visual lleno de símbolos

    0
    4
    - Publicidad -

    Destacan las interpretaciones de los cuatro jóvenes actores aficionados

    Llegados desde Cuba, los actores de Rumbo Teatro pusieron en escena la obra 'Entre Campanas', bajo la dirección de Jorge Lugo, un actor y dramaturgo cubano que lleva toda una década viniendo a Dos Hermanas desde la localidad cubana de Pinar del Río. La obra está basada en textos de los poetas Federico García Lorca y Enrique Loynaz así como del actor y escritor pinareño Carlos Ramos y supone, según su propio autor, “una renovación, un renacer de Teatro Rumbo, que da un nuevo impulso a su trayectoria con esta generación de jóvenes actores”.

    Un poema visual
    Sorprende de este montaje, sobre todo, la maestría interpretativa de Ariel Díaz, Omar Durán, Raúl Capote y Sandra Pérez, cuatro jóvenes actores aficionados, que aún están a la espera de ingresar en el Instituto Superior de Arte de Cuba. La expresión corporal alcanza cotas muy altas de belleza y plasticidad en esta representación, en la que los movimientos forman parte de ella como un personaje más, acompañados por una iluminación adecuada y que dota de mayor entidad a este poema visual que es 'Entre Campanas'.

    - Publicidad -

    Si bien en alguna ocasión ciertos versos no consiguen engastarse en la coherencia interna de la obra, no es un impedimento para que lleguen al público con la fuerza con la que los actores los hacen suyos y los transmiten, haciendo del texto un hilo conductor que hilvana todas las ideas que se quieren expresar.

    Cercana a la 'performance' y a la danza contemporánea, 'Entre Campanas' es un fluir de sensaciones para el público y más que contar, insinúa la mayoría de los conceptos.
    Es por eso que esta representación no deja indiferente al espectador, que no puede sustraerse en ningún momento a la intensidad de la batalla entre el amor y la muerte que se libra en el escenario, en la que son constantes los símbolos lorquianos, el agua, la luna, la maternidad o el fuego.

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí